UNDERCOVER

La primera vez que me encontré con los trabajadores ENCUBIERTOS fue con aquella regresión de los creadores de la Galaxia. Después de esa me encontré algunas veces más. Semillas estelares trabajando UNDERCOVER…

Niveles de energía de conciencia elevada se han encarnado en el Planeta Tierra para acompañar el proceso. O para traer luz. O para redistribuir la energía. O para iluminar. O para alquimizar. O para limpiar. En otro momento discutiremos que es lo que incluye ese proceso. Por ahora sepamos que hay un proceso y que han venido a participar del mismo seres de muchos niveles dimensionales. Incluso directo de la fuente.
Muchos de ellos han nacido como personas ordinarias.
De padres ordinarios.
Y han tenido que atravesar el sacudón de convertirse en humanos. Ya lo vimos cuando hablamos de IN ORDER TO FEEL HUMAN.

El primer requisito de los trabajadores encubiertos es ese: tener el don de la adaptabilidad a cualquier situación pasando totalmente desapercibidos… casi casi casi como si fueran de este mundo. Para eso tienen que experimentar todas las situaciones disponibles en esta experiencia.
Si, claro. Las lindas, cualquier persona las pasa. Pero las otras… ¡te las regalo!
Por eso se requiere de un alma de otro nivel dimensional.
Hay almas que no lo resistirían.

Pongamoslo en perspectiva.
Cuando venimos a este mundo, no recordamos quienes somos. No tenemos la menor idea de por qué o para qué estamos acá. La educación y la cultura a la que quedamos expuestos no ayuda mucho. Los padres, menos. Y así pasamos gran parte de la vida intentando “soportar” lo insoportable sólo porque algo adentro nuestro nos dice que “esto no puede ser lo único que hay“.

Tengo una imagen que me vino muchas veces a la cabeza. Era mi metáfora de lo que fue siempre vivir en este mundo.
Te la cuento. Ayuda mucho ponerla afuera para que no te siga torturando como emoción desde adentro. Ver la imagen como si fuera una película muchas veces fue lo que me ayudó a sobrevivir a las circunstancias. ¿La imagen?

Estoy en medio del océano. Soy la única sobreviviente del naufragio. Miro para todos lados y no hay tierra a la vista. Sólo agua. Olas gigantescas que van y vienen, lluvia, frío. Ropa mojada pegada al cuerpo. Oscuridad. Abandono. Desamparo. Y me digo a mí misma. Sólo te queda nadar. No importa para dónde. No hay costa. Si nadas, a algún lado vas a llegar. Si te quedás ahí lamentándote de tu suerte, el destino está asegurado.

Así lo hice. Seguí nadando. Hasta que pude llegar a entender que toda vida tiene un propósito. Y la mía no era ajena a ese designio.

En el medio de toda esa emoción muchas veces nos sentimos INVISIBLES, huérfanos. Intentamos pasar desapercibidos. Como si escondiéndonos pudiéramos evitar hacernos cargo de todo el dolor que vemos alrededor. ¡Imposible! Por alguna bendita razón, siempre somos los únicos que vemos la situación y que estamos puestos ahí para resolverla. No hay nadie mas, aunque haya.
Ciertamente son experiencias muy dolorosas mientras las vivas sin entender ¿por qué? o mejor dicho ¿para qué?

Con el tiempo, y la adaptabilidad te convertís en un sobreviviente de cualquier cosa.
¿Suicidio? ¡Vaya si lo pensaste! Hasta seguramente lo intentaste. Pero… no funcionó…
Los psicólogos se preguntaban siempre cómo es que con todo eso no terminaste en la droga, la prostitución, el negocio sucio o vaya uno a saber cuantas otras actividades de dudosa naturaleza.
Le dicen RESILIENCIA.

Mirá lo que dice el Instituto Español de Resiliencia:

La resiliencia es la capacidad de afrontar la adversidad saliendo fortalecido y alcanzando un estado de excelencia profesional y personal. Desde la Neurociencia se considera que las personas más resilientes tienen mayor equilibrio emocional frente a las situaciones de estrés, soportando mejor la presión. Esto les permite una sensación de control frente a los acontecimientos y mayor capacidad para afrontar retos

En el ultimo año, luego de mi regresión y conforme al trabajo de facilitadora que vengo realizando pude entender con el corazón humano lo que es ser una semilla estelar y para qué están las semillas estelares aquí y ahora.
Muchas de ellas trabajan encubiertas hasta que llegue el momento de revelar la misión.
Algunas permanecerán encubiertas para siempre, por lo menos a los ojos de los profanos.

¿Por qué trabajan encubiertas?
Porque ser invisible es estar protegido.

Protegido ¿de qué, o de quién?
Del ego y sus tentaciones y de la oscuridad y sus acciones.

Muchas semillas estelares han venido a iluminar. Imaginate… en medio de toda la oscuridad si se encendieran así, de golpe… ¿cuanto tiempo durarían? ¡Apenas un suspiro!

Así está armado el sistema en este nivel.
La oscuridad conoce muy bien quien es y sabe cual es su trabajo. Y lo hace a la perfección.
Para eso vino a este plano.
Llamale oscuridad a todo lo que sea de bajo nivel de vibración. Incluyendo al ego.

La luz solo puede hacer su trabajo, sin intervenir. Este es el planeta del libre albedrío.
Con lo cual, debe pasar desapercibida y debe al mismo tiempo hacer su trabajo, sin saber cual es hasta que llegue el momento justo.

¡¡¡Nadie dijo que iba a ser fácil!!!
Por eso mandaron a los mejores voluntarios.
Y por eso los dejaron cubiertos.
Para protegerlos.

Todo eso que en la vida sentimos que fue lo peor que nos pasó… simplemente fue lo mejor que pudo pasarnos porque fue lo que nos permitió llegar hasta acá.
No vamos a darnos por vencidos justo ahora.

No nos olvidemos que Jesus trabajó encubierto por casi 33 años.
Cuando se destapó lo idolatraron, lo persiguieron y lo mataron.
El universo entendió… ¡así no es!

¡Hasta la victoria siempre, mi comandante!
Decía el Che Guevara…

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

2 comentarios sobre “UNDERCOVER

  • el 15 septiembre, 2014 a las 3:05 am
    Permalink

    Si es bien interesante de pasar desapercibido para poder realizar satisfactoriamente una misión y más en estos momentos de cambio, de empezar la Era Dorada, este planeta o esta humanidad dormida no la entendería, gracias

    Respuesta
  • el 15 septiembre, 2014 a las 8:11 pm
    Permalink

    Hasta la victoria!! por que sí se siente esta seguridad en el escondite, pero también desde el silencio se percibe la compañía y la conexión de todos…gracias!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>