Tikun, nada es lo que parece

Cuando tomé contacto por primera vez con el tema del Tikun fue en la Kabbalah.
En el mundo Kabbalistico tikún quiere decir “corrección” y parte de la idea que lo que en una vida no se resuelve, se trae como corrección en la siguiente con signo astrológico cambiado.
Pongamos por ejemplo el siguiente ejemplo.
Si una persona en una vida es signo solar Piscis y toma la energía desequilibrada de Piscis, en la vida siguiente vendrá con corrección Virgo, signo opuesto complementario de Piscis.

Cuando entendí el tema de semillas estelares, me di cuenta que esta teoría parecía buena pero que no se adaptaba al concepto de almas que vienen por primera vez al planeta Tierra.
Hice entonces una elaboración distinta.
Tengo pendiente la elaboración respecto del ego asociado a esos tikún.
Vale mencionar que el tikún es el nodo lunar norte que aparece en la carta astral.

Hoy vino una persona a la sesión que terminó de destruir la estructura de este concepto.
Es una persona de la cual vas a escuchar hablar seguramente pronto.
Luego de la primer sesión comenzó a escribir su historia.
Hoy me contó parte de lo que se viene en el libro.
Solía tener un hermano Piscis, adicto. Se suicidó. Y se le apareció cuando ella estaba en medio de una cirugía inconciente. Salió de su cuerpo y se fue con él de gran charla mientras los médicos la operaban.
Palabras mas, palabras menos, le explicó que donde estaba ahora estaba estudiando las razones que lo llevaron a tomar esa decisión y los efectos que eso produjo en su vida.

SE le apareció muchas veces mas… Ya ella te lo contará prontito en su libro, y en la radio… me la llevo a la radio…
En toda la historia que venía escuchando, hay un punto que fue el que mas me llamó la atención.
No fue la historia del suicidio… NO fue la de salir del cuerpo ni la de hablar con muertos.
Fue la de la vez que se le apareció y le dijo que prontito iba a volver.

Resulta que volvió. Es el hijo que ella tiene.
Esto le permite resolver lo que le quedó pendiente de la vida anterior dado que conserva a todo el mismo grupo familiar. Incluso a sus hijos de esa vida como primos en esta vida. A su madre como abuela y a su hermana como madre.
Mientras me lo contaba se me caían las lágrimas.

Su hijo es de signo solar cáncer.
De curiosa fui a revisar el tikún del niño.
Y no pude salir del asombro.

El tikún del niño es Piscis. El mismo signo solar de su hermano.
Considerando esta situación la teoría kabbalística del tikún queda desarticulada.
No vino con el signo contrario para equilibrar. Vino con el mismo signo para equilibrar. ES decir para terminar lo que no había terminado. Y me suena totalmente lógico.
Y maravillosamente adquiere un sentido sublime.

Esta mujer, su historia y lo claro de su conexión, son para mi una bendición.
Son la confirmación de que nunca nada es lo que parece y que la vida nos sorprende a cada paso si nos damos el permiso de investigar mas allá de los dogmas.

Es una historia maravillosa que prontito estaremos leyendo…
Gracias por animarse a SER.
Gracias por animarse a ir mas allá de lo convencional aún a riesgo de ser tildados de locos. Porque la locura lo cura.

Si quieren ver los videos de tikun, están en mi canal de youtube

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>