Soy NADIE

Lo que vemos en las sesiones es realmente muy fuerte. Lo se…
Y tengo la particularidad de moverme espontáneamente y sin filtro.
Hay personas que identifican eso como locura o falta de seriedad. Prefieren personas vestidas de trajecito y con discurso estructurado.
Hoy no soy así… aunque entiendo que asocien la imagen con lo serio.
La imagen nunca me interesó porque nunca la entendí… Ni en los tiempos en los que hacía mi mejor esfuerzo de adaptación y me vestía de trajecito y tacones.

La señora que vino a la conexión fue recomendada por otras dos personas que vinieron.
Me dijo que tardó en decidirse por algunas razones:
1. no le parecía seria
2. las personas que la recomendaron cambiaron tanto que le dio miedo
3. una de esas personas, incluso murió… su cambió y su insistencia en que viniera habían sido tan fuertes como el efecto que a ella le produjo la muerte de esa persona.

A esta altura ya lo sabemos. Nos vamos de este mundo en dos oportunidades: cuando hicimos lo que vinimos a hacer o cuando no existe la posibilidad de que lo hagamos.
Conozco a esa persona que la recomendó.
Amo a esa persona que la recomendó.
Y estuve en su proceso… como estuve en el proceso de mi mamá y de mi papá.

Morir es dejar de ser NADIE… de alguna manera y si no encontras otra forma de dejar de serlo en esta vida.

Es la primera sesión que atiendo luego de la vuelta de Colombia. La persona me mandó un mail recordándome que tenía sesión ese día. Usualmente soy yo la que envío los mail de recordatorio de los turnos. Pero esta vez, ese día, no tenía a NADIE registrada para turnos. Se me había pasado anotarla.

Lo cierto es que nunca me altero por esto porque tiene que ver con la energía que vamos a mover en la sesión. El lenguaje que usa el Universo para decirnos las cosas es sumamente fluido y claramente identificable.
Y me pasa algunas veces el lio con los turnos y horarios.
Algunas personas se enojan mucho con eso. Y si… es el ego. Lo mejor que nos puede pasar es verlo donde se mueve, aunque a veces no lo podamos entender. Ni aceptar. Mas ego.
Amo las partes en que el ego se manifiesta tan claramente porque si lo sabemos ver, es un atajo en la tarea de DARNOS CUENTA.

Comenzamos la sesión. Esta vez empezamos por EL PATRÓN. Es una historia emocionalmente muy fuerte. Pero tan llena de significados que cuando íbamos en una hora la conclusión fue…

Pero esto es como ser NADIE…

Y la señora dijo: Si, exactamente así me siento. Nadie.

Con padre fallecido de niña
Abusada en su infancia de muchas maneras
Con un marido que nunca pudo separarse de la madre
Casada con un hombre en disparidad de raza sin hablar el idioma
Aceptando infidelidad tras infidelidad

A veces la vida es solo una sucesión de patrones que representamos haciendo de cuenta que somos NADIE.
Pero no lo somos.

Somos esencia manifestándose en esta realidad.
Aunque necesitamos descubrirlo.

Llegó a la consulta por depresión. Claramente alguien que no está en manifestación de su esencia siente depresión, entre otras cosas. Sin embargo, cambiando el punto de vista desde el cual se observa la “realidad” rápidamente podemos ver donde se mueve la esencia, aún cuando no la podamos asir, tomar, agarrar… todavía.

Eso hicimos. Analizar el patrón y cambiar el punto de vista.
Un mundo nuevo comenzó a abrirse… y si… ahora hay que moverse en otra realidad, transformarse, alquimizar la existencia.
Asusta el cambio… pero es lo único que nos hacer dejar de ser NADIE y comenzar a ser eso que SOMOS.

Bienvenidos a “elige tu propia aventura”.
Y gracias por dejarme ser testigo de esa “realidad aparte”.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>