Resumen del viaje a México marzo 2015

Acabo de escribir los títulos de toda la información que hasta ahora junté en México.
Si tuviera que hacer un resumen del recorrido usaría estas palabras:
La conquista
Recupera tu poder
La tierra media – México.
La Madre Tierra
La mujer
Los dones
Los límites
Exorcizando el matriarcado
Dejandonos SER nuestra MEJOR VERSIÓN

Bue… la historia es larga… Pero tengo poder de síntesis.
Cuando pueda completo la idea.
Sino… empecemos a desarrolla la telepatía y listo!

Cada vez que voy a México, desde la primera vez, lo hago porque la Tierra me llama.
No me ofrezco a ir a ningún lado.
Como ya les dije, detesto viajar. Me encanta estar en mi casa y en mi Argentina querida.
Pero tengo el sí fácil y ahí donde tengo que estar, ahí voy.

Mi primera vez fue Tijuana. El trabajo: la frontera. La frontera de afuera pero también la frontera de adentro.
Mi segunda vez fue DF y Tijuana. Empezamos a mover la capital y la limpieza de la conquista. Pero no en el sentido en el cual algunos ignorantes la mencionan.
Mi tercera vez el viaje fue mas largo: Veracruz, DF, Tijuana y Monterrey. La entrada a EEUU se viene preparando.

Llegué a Veracruz el primer viernes de marzo, el día de los brujos. Me fui pasando por el pueblo de Mandinga. Simbólico, como todo el viaje.
En cada lugar que pasé hubo un increíble cambio de clima.
¿Habré sido yo?
¡Quien sabe!
Llegué a DF habiendo trabajado la limpieza de la conquista ¡otra vez! Pero también con el reconocimiento de las razones por las cuales la conquista entró por donde entró.
De ahí tocó trabajar la recuperación del poder y el reconocimiento de la energía femenina poderosa que habita México, la Tierra Media.
Mande… me…
¡A mi no me manda nadie!

En todo momento pisar suelo mexicano es para mi pisar tierra de civilizaciones originarias.
ES pisar Lemuria y Atlántida al mismo tiempo.
La Tierra te habla si la sabes escuchar.
Aunque también podés inventar … pero la mentira tiene patas cortas y a la larga la hilacha es mas que evidente… sino preguntale a Guadalupe…

A la virgen, digo…
También estuve conversando con ella y me contó algunos detalles que prontamente te compartiré.

Pisé la casa de Hernán Cortés. Y la primer heremita católica construida en América. Vaya con ese nombre…
Teotihuacán. Casi el Popocatepl.
La línea en Tijuana.
La Huasteca.
Y cuanto lugar tuve tiempo de experimentar.

Pasé momentos mágicos. Siempre me hospeda en las casas donde me quieren o pueden recibir. Y cada experiencia es única, mágica y maravillosa.
He obtenido hermanos en cada una de las ciudades en las que estuve.
Mi casa, su casa.
Siempre.
Gracias por dejarme formar parte de su familia. Familia que conservo en mi corazón.

Volvía a Tijuana donde tengo a mi otra hija.
Mi niña Cassie.
Y a mi hermana, amiga, madre, comadre y todo lo demás también: Monica.
Ahora les llevé a mi compañero: el vecino.

Terminé el recorrido en Monterrey.
Cuantas cosas para contarte de ese lugar y su gente…
Terminé la última noche haciendo un exorcismo.
Y por alguna razón terminé así.

Vuelvo… prontito.
Gracias por permitirme ser parte de esta aventura latinoamericana que juntos estamos reeditando.
Desde arriba y desde abajo.
Desde todos los puntos de vista.
De corazón a corazón.

La (FEMENINO) TIERRA LATINOAMERICANA esta recobrando su poder.
Otros intentan conquistarla otra vez.
Pero la Tierra es sabia.
Y el Cielo observa.

Pueden intentar engañar a la gente.
Pero latinoamerica esta encontrando su nueva identidad.
Asi que AGARRATE CATALINA… porque te vas a tener que mover un poquito.

SACUDIRSE PARA QUE NO TIEMBLE.

AHI VAMOS.
GRACIAS TOTALES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat