Moviéndose en ciclos

Así es…
Encubierto, descubierto, encubierto, parece ser el ciclo. Los que sobrevivieron a la lucha con el ego, por supuesto.
Pasamos algunos años en los cuales nos pusieron a ver quienes somos y de donde venimos.
Desde 21.12.12 al 21.12.15 son los 3 días de oscuridad tan anunciados. Suele decir alguien maravilloso que conocí en Colombia. Terminados los 3 años, terminada la oscuridad. Ahora es momento de volver a salir a la luz.
Los 3 años de oscuridad vendrían a ser como ese período en el cual la oruga se mete en su crisálida para descubrir quien es en realidad.
Realiza todo el cambio interno para luego desplegar sus alas y volar como mariposa.
No es algo que otros puedan ayudar a hacer.
ES algo que se hace solito y desde adentro.
Mas o menos tiempo, depende de lo que cada uno necesite, ahí estamos otra vez encaminados… Pero en un mundo distinto. Repito, solo si sobrevivimos a la lucha, que es con uno mismo, con el ego de uno.
Entendimos quienes somos y qué estamos haciendo acá … y como el momento de la acción ha llegado, lo estamos haciendo, donde sea que nos pongan luego de haber entendido y asimilado la energía con la cual lo vamos a hacer.

No se si se dieron cuenta, pero a partir del 21.12.15 muchas cosas fueron quedando en un lugar nuevo.
Personas, situaciones, lugares, paises, compañeros, parejas, trabajos… todo otra vez se reestructuró.
Barajar y dar de nuevo, dirían si estamos jugando a las cartas.
Todo se ha acomodado en otro lugar.
Algunos se han resistido.
OTros se han confundido, porque pensaron que lo anterior se terminaba y que había sido una equivocación.
Otros han fluido con la transformación.

Recién ahora me doy cuenta que todo ha sido parte del plan.
Y que ahora siendo mariposas estamos posicionados en otro lugar, diferente, pero no menos poderoso.
Que habiendo salido de ser y estar “encubiertos”, volvemos a estar “expuestos” en otra situación, una que tal vez habíamos pensado que ya no volveríamos a tocar…
Pero que ese “estar expuestos” no cambia lo que somos en esencia, simplemente lo pone en otro lugar para que brille otra vez “encubierto” de los ojos de los otros, aunque visible a nuestro ojo interior.

Seguramente muchos de ustedes, como yo, habrán notado grandes cambios en sus vidas. Cambios que se han hecho inevitables. Cambios que, tal vez, los han llevado a lugares en los que ya estuvieron en algun momento de su vida, pero esta vez con un significado mas claro y profundo.
Eso es.
La vida nos ha llevado por todos esos lugares para que ahora sepamos donde ponernos en esta situación.
Tenemos todas las herramientas en nuestro interior para bajar esa luz única y poderosa que cada uno de nosotros porta desde el infinito.
No es tiempo de dudar, ni de temer, ni de sentir culpa.
Esos son los campos del ego.
Es tiempo de BRILLAR DESDE EL SER, con la fuerza del corazón.
Sin prisa, pero sin pausa, como las estrellas.
Le guste a quien le guste y le moleste a quien le moleste… la mariposa vuela.
Y si la intentas atrapar, la matás… así que dejala volar nomás…
Gracias compañeros de viaje.
La nave sigue su ruta… al infinito y mas allá.
Que la fuerza nos acompañe.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>