Moviendo los hilos de la vida

La sesión de hoy fue tan esperada… que parece mentira.
La señora vino por primera vez hace dos años. En esa epoca usaba el metodo Dolores Cannon.
Ella logró llegar a ver una luz y no pudo ver nada mas, no importa por qué lugares la llevé de paseo.
No es el aparato, eres tú... decían una vez. Pero es muy importante ver que mecanismos usás para llegar a ese tú. Porque algunos facilitan la tarea y otros la complican. Sobre todo cuando existe un ego Virgo fuerte.

Se fue muy desilusionada en ese momento pero nunca dejó de seguirme.
Si, la gente tiene esa costumbre loca de “seguirme”. Siempre digo que no hace falta no solo porque no voy a ninngun lado sino porque no hay ningun lugar a donde ir en este eterno presente.

Me siguió y nunca se animó a contarme lo que hoy me contó…
Cuando era niña (tiene la misma edad que tengo yo) siempre salía al jardín de su casa con una linterna y la usaba para mandar mensajes en algo así como clave morse al Cielo. Sabía que la habían dejado acá y esperaba que entiendan el mensaje: me quiero volver a casa, no se olviden de mi.

Nunca pasó nada… nunca recibió mensajes, nunca vió nada… y seguía acá haciendo lo que hay que hacer… vivir una vida humana.
Casada con un hombre virgo, tikún virgo de madre virgo… y con dos hijos… una nena y un varón.
Hija de un padre que nació en el 1932, que todavía vive y que siempre le contaba que a él lo había dejado en este planeta porque su planeta se había destruido y no tenía donde volver. El padre fue el hijo único de sus abuelos que perdieron varios hijos antes de lograr concebir a este, su padre.

Si leíste mi libro Semillas EStelares, ya te hiciste todo el panorama de la historia.

Ahí estaba ella, otra vez, intentando conectar. Nerviosa, con toz, temblorosa, y con una estructura gigantesca.
Pero yo no soy la misma de hace dos años… y ella tampoco.

Te contaba… Me dijo que luego de aquella sesión en la que no logró ver nada mas que la Luz y su frustración, algo le pasó.
Cuando volvió a su casa, en esos días, una noche, estaba en el jardín (no es la misma casa en la que vivía de niña) dándole de comer a un perro abandonado y de pronto se le ocurrió mirar al Cielo, como miraba de niña… y ahí estaba…

Aquella luz tenue en clave morse que una vez ella misma había mandado al Cielo, ahora le estaba contestando. Era tenue, pero ella podía entenderla. Y así siguió estando desde ese momento en adelante. Se había logrado entablar conversación. ¡por fin!

En ese momento yo sabía que esta vez todo iba a ir bien. No solo porque la comunicación ya se había establecido, sino porque el metodo ya no es lo que era.

Y así fue.
Se vio a si misma como lo que es… un ET largo, blanco, sin pelo, con ojos almendrados, verdes, manos largas de 3 dedos. Un explorador que vino a contar la historia desde otro punto de vista…. Uno al que le llamaremos fantasía para no asustar al Virgo.

Estaba explorando un mundo y le mostraron que también va a otro mundo en el cual se encuentra con los que manejan los hilos. Seres vestidos de negro con cara fea, como de sapo. Ellos son los que mueven los hilos de las personas acá en el Planeta Tierra.
Y eso que no había escuchado mi video de youtube Formateados y colonizados.
No importa, no hizo falta, ella también lo vió.
Y dice que suele hablar con ese hombre, se conocen, para que suavice el efecto sobre determinados personajes.
Se conocen porque todos venimos del mismo lugar. ES solo que ahora nos toca desempeñar papeles diferentes.
Vos haces de manipulador, yo hago de ausente, yo de conquistador y colonizador, yo de salvador y así… y así se va contando la historia de fantasía que cuenta el loco… moviendo a todas las cartas del tarot detras de él.

Fue una sesión maravillosa.
Tuvo todas las repuestas que buscaba.
Salvo una… cuando preguntamos de su hijo abrió los ojos y salió de la sesión.
No está todavía preparada para descubrir quien es su hijo. Aunque en su interior ya lo sabe.

Tenías que ver cómo le cambió la cara… como se le iluminaron los ojos… Como la mujer que se fue ya no es la mujer que vino.
Gracias porque esto que compartimos es mágico.
Se fue con tarea, quiere volver… Siempre quieren volver… Pero ahora he decidido organizar la labor de otra forma.
SE fue y se llevo su audio, pero también un audio que armé yo para acompañar los procesos de conexión individual.
No tienen que volver, ni tienen que venir. Tienen que mirar adentro.
Solo vienen porque es mas facil y mas poderoso cuando la energía se comparte.

Los facilitadores hacemos de diapasón.
Y eso está probado que acomoda la frecuencia a lo mas adecuado para los dos.
Gracias por animarse a venir.
Gracias por animarse a SER lo que han venido a SER.
Porque con el conocimiento de quienes somos todo es mas poderoso.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>