Mezcla de razas

Hace un tiempito te contaba de una regresión en la cual habíamos visto el caso del nene con abuela judía, abuelo italiano, madre argentina viniendo de esos dos padres y padre afro-americano (negro).
¡Que mezcla racial corriendo por esas venas!
La que vino a la regresión era su abuela, con lo cual poco podemos saber del niño mas que es un alquimista.

Hoy te quiero contar un caso así de raro también.
Cuando la escuchaba me parecía estar escuchando la historia de la película Mama Mía…
Te cuento la historia de la madre.

Una mujer de unos 70 años, nacida en Dinamarca. Hija de madre Danesa y padre Sueco. De niña se fue a vivir a Kenia (Africa). Luego enfermó y tuvo que volver a Dinamarca, sola. Llegado el momento decidió irse a vivir a Cerdeña, sola también. Solita montó su emprendimiento, tienda de ropa, vendiendo en la playa. Igualito a la película Mama Mía pero en Italia y no e Grecia.

Muchos hombres las festejaban, diría mi abuela. Pero “los hombres solo quieren eso“… y seguía solita con su emprendimiento. Hasta que un día… el llamado de la vida tocó a su puerta. Cuarenta años, un plan infinito universal, un embarazo y una hija. Solita… De padre italiano desconocido. Que permaneció en el desconocimiento para la niña hasta sus 20 y tantos años.

La abuela de la niña se había separado del abuelo danés pero se había encontrado un escocés. Vivía en Londres, donde terminó (o empezó) naciendo la niña de la regresión que ya rondaba los casi 30 años.
La madre tuvo a la niña y se volvió a Cerdeña, sola, en silencio.

La niña al poco tiempo de nacer presentó una enfermedad inmunodeficiente y tuvo que tratarse en América donde le hicieron transfusiones diversas.
A medida que iba creciendo sus amigdalas crecían con ella y su garganta fue siempre su problema.
Imaginé por un momento que tenía que ver con la defensa que tuvo que levantar la madre por hacer una vida siempre sola y que el hecho de tener a una hija, sola, hacia que se sintiera vulnerable ante tantas defensas levantadas.
La garganta de la niña pensé que era el silencio sobre la paternidad.

Entrando en la regresión, cuando comenzaron a aparecer las imágenes, las mismas se empezaron a formar en el hospital donde la niña estaba siendo transfundida. De pronto se abrió una puerta ahí, en el medio de la imagen.
El Yo Superior luego confirmó que la inmunodeficiencia fue la puerta que le permitió a la niña recordar su origen.

Es una persona que fácilmente puede acceder en sueños a parte de su historia.
Al venir dejó a alguien y cuando explicaba al consejo que no quería venir porque no quería separarse de ese alguien le dijeron que ya era tarde, que había voluntariado para venir.
Indefensa y solita, empezó su aventura en este planeta.
Por supuesto, también en silencio. No hubo nada que haya podido decir que les haga cambiar de parecer.
¡Al Planeta Tierra!

No hay enfermedades, sino enfermos. Es posible que la madre haya proyectado esa inmunodeficiencia en la hija (sin libre albedrío hasta los 21 años mas o menos). Pero, ¿qué es primero, el huevo o la gallina?.

¿La niña adquirió esa dolencia como resultado de los pensamientos de la madre?
¿La madre tuvo esa vida para que la niña adquiriera esa enfermedad y pudiera recordar su origen?
Nada es lo que parece en este mundo.
Tenemos que poder trabajar con más de una variable porque nunca nos alcanza la mente para comprender la perspectiva con la cual se ve desde arriba.

Ok. Otro punto importante en esta regresión es que esta niña-mujer con sangre de los Países Bajos y la península Escandinava, fue concebida con genes italianos también. Lleva en sí la fortaleza de las mujeres vikingas y la fuerza de los guerreros romanos. Sus genes son guerreros, sajones y latinos.
Si la ves, su aspecto es sueco-danes. Pero su comportamiento es bien italiano. Su tono, una mezcla de ingles e italiano hablando un español casi perfecto.

Ahora, la pregunta del millón es …

¿Qué hace esta mujer en Argentina?

Sentí el llamado y tuve que venir y la vida se fue organizando para que consiga estadía y trabajo en Argentina.

Hace un tiempito escribí ¿por qué Argentina?

Porque Argentina es una mezcla de razas.
De razas terrestres.
Porque Argentina es un fractal del Planeta Tierra.
Y la Tierra una mezcla de razas celestes.
Como es arriba es abajo.

Esta niña-mujer, una antena y canal que alquimiza el Cielo y la Tierra en su cuerpo, ha venido a traer la energía de las razas que la habitan y ha venido a llevar la energía de la nueva raza de vuelta a su origen terrestre.

Gracias por permitirme ser testigo de esta inmensidad.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>