Mas de lo mismo… bastones

Ayer vino un nene de 17 años.
No es cualquier nene de 17 años.
Ojalá a mis 17 años hubiera sido este mundo… Pero no… se ve que tuvimos que venir primero nosotros para que este mundo sea lo que es ahora.

El nene (nunca te dejes guiar por las apariencias… parece un nene… sólo tiene 17 años físicos) es hijo de un ángel de luz encarnado que vino a cuidarlo y de un ángel caído. Él es la unión de esos dos mundos y lleva en su ADN la semilla de la Luz y de la Oscuridad para reunificar los mundos a través de su experiencia.
Pavada de tarea le tocó… ¿no?

Conozco esta información porque su madre ha venido ha hacerse la regresión.
Su madre es el ángel de luz cuya misión no es solamente este nene, sino todo el resto de nenes. Y lo está haciendo muy muy muy bien. Es un ser muy especial con una luz brillante que se ve venir a la distancia.

Empezada la conversación, el nene empezó a hablar de mi, sólo mirándome a los ojos, como si me conociera de toda la vida. No conocía mi web. No tenía la menor idea de lo que era el proceso que ibamos a encarar, pero había “soñado con esto“, me dijo… “Con el lugar, con vos, con toda la historia esta“.
Hablar con él fue para mi como hablar conmigo misma.
Sólo que tengo 50 años y él apenas 17.
Me llevó 50 años entender quién soy y qué estoy haciendo acá y hacerlo.
En una charla de 2 horas (aunque se dio cuenta a los 15 minutos de la charla) él entendió de qué la va el juego y cual es su rol en el mismo.
Sí… es cierto… ahora tiene que hacerlo.
Esa es la diferencia fundamental entre nosotros.
Le llevo 33 años de ventaja…

Se que no hay error ni casualidad y se también que los que vienen pueden focalizar tan rápido porque los que estuvimos fuimos abriendo el canal energético para que el camino sea posible.
Pero me he dado cuenta que ya no son necesarias técnicas sofisticadas, ni estudios elaborados, ni procedimientos o métodos del dogma de la era de piscis (maestro-discípulo) para hacer lo que hemos venido a ser. Eso es más de lo mimso, un viejo sistema dogmático y perimido.
Los nuevos no lo necesitan.
Necesitan SER…
Necesitan que los dejen ser… lo que son… ENERGÍA PURA EXPERIMENTÁNDOSE.

Solo hace falta ser uno mismo.

En este camino veo muchas veces personas que se van alejando de su SER UNO MISMO agarrándose de bastones que creen los van a ayudar a vivir en esta realidad…
Se que es muy fácil verlo desde afuera pero muy dificil verlo desde adentro.
Pero se también que muchas veces se enganchan en:

¿somos lo q vinimos a ser o somos lo que somos porque estamos escapando de lo que NO somos?

¿Estamos donde estamos porque deseamos estar ahi o porque escapamos del lugar en el que no estamos?

Y así es mas dificil todavía.

El focalizar en el propósito y el hacer el trabajo no es algo que alguien pueda darnos, o que podamos obtener en una regresión o en un curso o en un taller o en un método.
Es algo que solo podemos conseguir aplicando nuestra voluntad. Siendo quienes hemos venido a ser… haciendo lo que hemos venido a hacer… donde sea que sea… Sin escapar, sin esconder debajo de la alfombra.

Porque, a la larga o a la corta, la vida lo va a poner enfrente de nuestras narices. Y ahí…duele.

Cuando vamos por donde es nuestro ser… la vida fluye.
Cuando nos estancamos la vida se estanca.
Pero no vale pensar que somos invisibles o que la vida no se fija en nosotros o que nos queremos ir a casa.
No estamos acá de vacaciones, estamos para hacer lo que hay que hacer.
Y si pensaron que solo vinimos para los otros… lamento desilusionarlos…
VINIMOS PARA NOSOTROS.

No hay tal cosa como seres de alla arriba que vienen a ayudar a seres de acá abajo.
Todo es uno.
Y el Universo está sumamente preparado para armar los combos perfectos donde TODOS obtengan lo que necesitan para su propia evolución… porque el Multiverso es Evolución permanente.

El nene, en un ratito, me explicó que mira a sus maestros y los ve… ve sus frustraciones, sus deseos, sus necesidades, sus esencias…
Y se pregunta… ¿qué están haciendo acá si no es lo que les motiva?
Y se contesta… yo no quiero este mundo para mi...
Y tiene razón… yo tampoco quiero ese mundo.

Pero no hay mucho que yo pueda hacer … mas que ser yo misma.
Y si esto inspira a que otros puedan darse permiso para ser ellos mismos… buenisimoooooooooooo…

Al final de las dos horas y media me dijo…
A eso vine yo… a hacer lo mismo que vos… a escuchar a las personas y mostrarles quienes son y que han venido a ser… y motivarlas para que lo sean porque se puede.

Y lloré…
Lloré porque él me estaba diciendo a mi, en dos horas de charla, sin tener la menor idea de quién soy, y sin haber aprendido ninguna técnica, ningún conocimiento previo, ningún método y ningún sistema bastón de apoyo… lo que yo vine a hacer a este mundo…

¡Si! Por supuesto… para la sociedad este pibito es un inadaptado… y esta mujer de 50 años… TAMBIEN.

Sin embargo, reafirmó mi certeza.
La NUEVA HUMANIDAD ya está entre nosotros.

¿Queremos educar a nuestros hijos?
¡No!
Son ellos los que nos están educando a nosotros.

¡¡¡Gracias!!!

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>