Más arriba, más arriba, más arriba…

Necesito agradecer al Universo por las bendiciones cotidianas.
Llegan a las regresiones personas mágicas que me agasajan con su presencia y me halagan con su confianza.
Escucho muchas veces decir: la única persona con la cual me animo a hacer este proceso es con vos.

Gracias, de todo corazón.
Porque el trabajo que cada uno de ustedes hace con ustedes mismos resuena en el trabajo que hago conmigo misma.
Cumplir esta misión implica dejar de lado muchas cosas. Cuando me encuentro con estos seres siento que todo el esfuerzo y la dedicación… tienen sus regocijos.
Esta regresión es un ejemplo.
Ah sido un honor facilitarla.
Gracias.

Trato siempre de mantener el anonimato de la persona que viene.
No puedo darte mucha información sobre esta persona porque estaríamos violando su anonimato.
Solo voy contarte la sesión.

Desciende en un lugar con pirámides. El lugar es como un desierto. Es seco. Hay pirámides pero no es en Egipto. Es hombre, tiene una botas de cuero y una túnica blanca con ribetes marrones. Sus ojos son marrones almendrados. Lleva un callado en las manos.
Contempla las pirámides que son de roca de color blanco arenoso.
Ve que hay dos pirámides dispuestas de manera similar que las del Egipto.
No sabe qué esta haciendo ahí.

Nos vamos moviendo hacia un momento importante en la vida de ese hombre.
Esta en una reunión, una celebración posterior a una ceremonia. La celebración es parte de la ceremonia. Son todos hombres (me recuerda al ágape posterior a la ceremonia masónica). Están entretenidos hablando de la experiencia de iniciación.
Ha sido un ritual de iniciación al sacerdocio. No es una religión actual ni de este mundo. Es una religión que da conocimiento sobre el mundo espiritual. Reconecta lo espiritual con lo mundano.
La persona era la iniciada en esa ceremonia.
Accede a un nuevo conocimiento mental que le permite conectar con la realidad, con seres espirituales. Le han dado el contacto con seres de otras realidades.
Lo conecta con su poder interno también.
Esto lo coloca en un lugar de mucha responsabilidad para con su tarea. Le da autoridad y compromiso que toma con mucho mucho respeto. No le da miedo acceder a ese nuevo nivel de responsabilidad. Es lo que siempre quiso.
En ese lugar se vive solo, sin familia, con otros iniciados, alejados de la vida ordinaria. Ya no se acuerda de su familia, pero esto no le duele. Forma parte del plan.
Me hace acordar a los jedi…

Nos movemos mas adelante en el tiempo y vamos a ver la evolución de ese iniciado.
Ahora es un sacerdote.
La responsabilidad como sacerdote es impartir el conocimiento.
La problemática es que toma con mucha solemnidad la tarea porque es muy importante la misión.
Pero le hicieron saber que ser serio no quiere decir ser solemne.
En ese sacerdocio tiene comunicación con entidades de nivel superior.
Pedí acceso a comunicarme con esas entidades y se hicieron presentes.
Pedí su nombre y me lo dieron. Es una energía colectiva pero también individual.
Comencé a hablar con la entidad colectiva. Pedí información sobre la tarea que viene desarrollando el sacerdote (en este momento el audio comienza a hacer unos ruidos raros antes de que comience a hablar la entidad).
Le dio algunas sugerencias personales.

Lo trajo hasta la sesión porque había algo que necesitaba comunicarle.
Tiene que hacerse cargo de quien es. No lo hace al 100% por temor. El intelecto le juega una pasada difícil (como a todos nosotros). Es momento de tomar ese poder.
Le bajó la información para que se de cuenta quien es en todo su esplendor.
Pregunté por el propósito por el cual se encarnó el sacerdote.
Tiene la misión de canalizar una energía para protección y sanación. Una energía nueva. El planeta no la conoce todavía.
La personas se dedica a una tarea espiritual pero la forma en la cual va a canalizar esa nueva energía no es la tarea en la que lo viene haciendo habitualmente. Tiene que prepararse para lo nuevo (hablando de la segunda etapa…) Acá la voz cambió totalmente y se hizo casi inaudible.
Le dieron información para poder conectar con esa energía.

Le pidieron que se relaje que todo esta siendo como tiene que ser.
Le hablaron del salto. No me quisieron dar plazos, aún cuando pregunté.

¿Lo del salto tiene que ver con lo que está pasando en Ucrania?
Sí y no… se está preparando.
Esta sesión fue realizada al mismo tiempo en que se había derribado el avión de Malasya Airlines.

También dijeron que el salto nosotros no lo vamos a ver. Sólo lo estamos preparando.

Hay que aprender a fluir con la energía (es casi inaudible lo que dice).
Todo será guiado en el proceso. Trabajamos en conjunto los mundos inferiores y los mundos superiores.
Lo mejor es correr la mente que interfiere en el proceso.

Hicimos algunas preguntas personales.

De pronto aparecen otras energías de nivel superior que quieren hablar.
Las dejamos entrar.
Pregunto el nombre pero me dicen que es impronunciable en nuestro idioma.

El cambio se está dando. Es muy lento. Los hermanos de la Tierra son muy ansiosos. Nuestros tiempos son otros. Pero todo está en armonía. La convergencia se va a dar. Pero no lo entienden.

¿Con nuestras conductas alteramos ese fuir?
Si

¿Cómo lo corregimos?
Abriéndose al amor. Los pensamientos, las emociones y las acciones influyen.

¿El trabajo es individual?
Estamos hoy en el proceso individual. Cuando logren entenderlo mas integrantes se pueden unir.

Quise hacer unas preguntas personales… pero no pude.

Solo me dijeron que tengo que corregir mi ansiedad… Dicen que mi camino se está desarrollando con los tiempos establecidos. Dicen también que soy muy ansiosa y lo tengo que dejar fluir pero estoy aprendiendo…

De pronto el ritmo de la respiración comenzó a cambiar. La persona entró en un proceso de respiraciones profundas y ruidos raros. Comenzó a temblar y yo con ella mientras bostezaba, se me caían las lágrimas y me daban náuseas. Fue una de las cosas más fuertes que experimenté. Cuando limpio en las sesiones la limpieza siempre se realiza antes de la sesión. Esta vez fue en el medio de la sesión con la persona en trance.

Pregunté si alguien mas quería hablar y dijeron:

Somos uno y somos todos.
Es complejo canalizar nuestra energía.
Vibramos a frecuencias muy altas, la mente humana no lo comprende.
Adaptamos la materia.

Los temblores se hicieron mas fuertes.

Pregunté si las alteraciones energéticas que estaba sintiendo eran por su presencia, hecho que confirmaron. Mientras escuchaba sonidos, silbidos, movimientos, y sensaciones físicas, tal como siento ahora que estoy transcribiendo la sesión.

Pedí que me avisen cuando terminen con el trabajo.
Me pidieron que no me asuste…
¡Qué momento!

También trabajaban en mi por resonancia. Como cuando tirás una piedra a un lago y va haciendo ondas que se expanden.

Lo trajimos para hacer este trabajo.
El vehículo necesita esta alineación.
Es un ajuste de la séptima dimensión.
Esta listo para ajuste de la novena dimensión, pero la materia necesita ajustes todavía.
Este proceso le va a permitir canalizar información

¡Comete esa mandarina!
¿Regresión?
Con alineación y balanceo incluida.
Es mágico…
No tengo palabras para expresar lo que se siente.
Gracias es la única que me sale.

Con este nivel energético me fui a Rosario…
La visita a Rosario fue mágica y maravillosa.
Indudablemente me prepararon para eso.
Como siempre, fui a Rosario sin saber dónde iba…
No hacía falta… Ellos ya lo sabían todo.
Gracias por las bendiciones cotidianas que el Universo me suministra y que yo acepto con toda mi alma puesta en el proceso.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>