Los niños nuevos

Las últimas sesiones han sido muy fuertes. Todas ellas han venido con un mismo tema: los  nuevos niños.

¡No se qué hacer con mi hijo/hija!

El tema que planetan es el siguiente:

1. el niñ@ piensa por sí mismo, no importa la edad que tenga

2. el niñ@ no acepta autoridad salvo que lo que provenga de esa autoridad sea preciso, claro y esté administrado con justicia

3. el niñ@ no respeta ideas o acciones i-lógicas (analizadas desde su lógica personal)

4. los maestros no saben que hacer con esos niñ@s porque no obedecen a ninguna norma o regla convencional

5. muchos padres tampoco.

6. esos niñ@s tratan a sus padres como si fueran sus hijos.

7. Relajate mamá… (palabras de mi hija)

8. no se quedan quietos ni un segundo

9. no estudian porque ya saben todo (así dicen), o porque eso no tienen ningún sentido o significado útil para nadie

10. resuelven situaciones complejas en un instante.

11. les cuesta mucho sociabilizar y tienden a pensar que hay algo mal en ellos, intentando adaptarse y/o asociarse o alejarse y ocultarse

12. el resto de las personas no los entienden

13. pasan mucho tiempo en su interior y se sumergen en una realidad individual a la que es dificil acceder.

14. hacen las cosas de diferente manera a todos los demas

15. Sos RAR@ (dicen los demás de ellos)

16. no comen… o comen poco… o todo lo que comen les cae mal

17. rara vez se enferman

18. desde muy pequeños ya saben a qué se van a dedicar

19. no pueden con las emociones

20. tienen una inteligencia diferente o una forma de moverse en la realidad muy individual y única

23. son catalizadores de movimientos energéticos.

24. no importa lo que haya sucedido, al parecer, siempre a los ojos de los otros son ellos los que lo han provocado.

 

Entre otras características.

No son los niños los que me llegan a la consulta. No son mi misión.

Mi misión son las semillas estelares, es decir, los padres.

Esos niños en general (y repito: en general) son hijos únicos. Muchos de ellos han sido concebidos luego de algunos embarazos perdidos. O por fertilización artificial. Casi todos nacen por cesárea. Algunos son los hijos del medio, o el que llegó inesperadamente, o el que casi abortamos, o algo así. El diferente del grupo. El que no sabemos qué hacer con él. El que no encaja. El excluido del grupo.

Claramente no solo vienen a cumplir una función individual y colectiva al mismo tiempo (guerreros energéticos, transformadores, catalizadores, limpiadores, protectores, y otras de similares características) sino que también vienen a acompañar a los padres en su proceso individual de reconocer a sí mismos como lo que son: como ellos.

No importa a qué colegio los mandes, no funcionan en socialización en este mundo.

No importa lo que quieras hacer para acomodar su pensamiento. Su pensamiento ya viene acomodado a la nueva realidad.

No importa lo que el sistema quiera o pueda hacer para destruirlos. SON MAS PODEROSOS QUE UN SISTEMA.

Hay un punto muy importante para poder acompañarlos y acompañarte en tu reconocimiento (reconocer el cimiento): acompañarlos emocionalmente.

No hay nada mal en ellos. Simplemente son distintos. La sociedad tiene a excluir, segregar y desvalorizar lo diferentes. Por miedo. Solo por eso. Acompañalo a reconocer que NO HAY NADA MAL EN ELLOS.

Apoya su emoción. Vienen con un sistema emocional diferente, completamente diferente. Sin drama, con una valorización emocional muy distinta y que no encaja en esta realidad humana dramática. Ayudalo a entender dónde está, es la única manera de poder sobrevivir al bullying que recibirá en todos lados. Aunque para eso primero vos mismos tenes que reconocer dónde estás. ¡En la Tierra! Lleno de humanos de día sexto.

Acompañalo a hacerse responsable (capacidad de responder) por sus acciones pero NO por las reacciones que esas acciones provocan en los demás. Aún cuando no tiene que manipular a los otros a través de su capacidad de producir emociones o reacciones en los otros.

Todo lo que puedas hacer para descubrir quién sos y qué estas haciendo acá le ayuda también a él/ella porque la cascada de la energía que sos cae sobre sus espaldas.

Y todo lo que hagas para acompañarlo en su proceso de reconocer su misión, sin presión, lo va a apoyar en la realización de la misma.

Somos el producto de la energía de los que nos precedieron. Por algo estamos en ese linaje y por algo ellos eligieron ese linaje. Cuanto antes descubras esas razones, antes va a fluir la misión.

Nadie dijo que iba a ser fácil.

No podemos esconder lo que somos. Ni podemos intervenir en lo que no somos. Pero si tenemos que hacernos cargo de lo que trajimos. TODOS NOSOTROS.

Pero si estamos acá es porque es acá donde elegimos estar para ser y hacer lo que SOMOS.

QUE LA FUERZA NOS ACOMPAÑE A TODOS.

 

 

 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Un comentario sobre “Los niños nuevos

  • el 6 julio, 2017 a las 7:25 pm
    Permalink

    Uffffff! Me bolaste la cabeza con información. Tengo tres niños. Los tres especiales. Y por alguna razón, que recién ahora entiendo, mi casa siempre está llena de niños y preadolescentes. Todos segregados por el sistema. Todos desvalorizados por sentirse raros. Y en el medio…. yo. Tratando de levantarles la autoestima. Algunos hasta me dicen mami. Ahora se cuál es mi misión. Sostenerlos en el proceso. Qué divino es todo esto! Gracias!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>