Los hijos y el amor

Los patrones tiene disparadores inadvertidos. La historia que voy a contarte es de una persona que tiene mucho trabajo personal hecho. Pero EL PATRÓN no discrimina.

Una mujer grande. Divorciada con una hija. Se separó cuando la nena tenía 6 meses.
A los 46 años le aparece una hermana. Sienta a esta mas su hermana que a la hermana de madre y padre con la que pasó toda su historia familiar. Resulta que su padre había tenido una historia paralela con una mujer que conocía de su trabajo. Abandonó a las dos cuando la nena tenía 6 meses. Parece que decidió quedarse con la mujer por las hijas que ya tenía con ella y no por amor.
Comenta que hablando con su hermanastra sobre su historia de vida ambas concluyeron que habían tenido una vida muy parecida, no importaba si el padre (que viene a ser el mismo, lo diferente es la madre) hubiera estado o hubiera estado ausente. Lo simbólico de esta historia es que la madre de una y la madre de la otra son exactamente iguales físicamente.

La mujer de la consulta está teniendo una relación con un hombre divorciado hace poco con hijos. La hija de la mujer y una de las hijas del compañero se llevan de maravillas, como si fueran hermanas. Pero con los otros hijos la historia es de una constante y permanente “adaptación”.

Viene a la consulta porque no sabe si separarse o seguir.
Fijate que la pregunta no es si lo ama o no lo ama. Sabe que lo ama. Pero no se siente feliz.
El hombre sigue teniendo relación con la madre de sus hijos. Cosa sumamente natural dado que hay que seguir administrando la historia de vida de los hijos. Nada que haga sospechar nada extraño.

Llega a la consulta luego de que saltó en la TV un caso de infidelidad de una pareja muy conocida del mundo del espectáculo en el cual la mujer lo encontró al marido en un trailer con la actriz con la que trabajaba. Que dicho sea de paso, está divorciada y tiene un solo hijo…

A los pocos días me dice que vio una serie en la cual el protagonista y su ex mujer tienen sexo y eso la perturbó sobre manera… Lie to me… Miénteme… la serie que está viendo…

¿Ves el patrón?

La mujer con una hija sola se pone de novia con un hombre infiel y se queda sola porque el hombre se vuelve con la mujer con la que tiene los hijos.
Quiere separarse de él antes que él se separe de ella.
Ella no es infiel. El hombre está divorciado.
Pero ella tiene miedo… En realidad no es ella. Es el patrón.
El patrón estaba ahí… juntando energía para aflorar cuando sea necesario. La suma de disparadores que fueron apareciendo inconcientemente es lo que le hizo reaccionar con miedo queriendo huir.

Existe un mecanismo automático químico en nuestro cerebro. La respuesta luchar o huir cuando sentimos miedo.

fear

 

 

traducción:

Miedo tiene dos significados:
olvidate de todo y corre
enfrentate a todo y levántate
.

Fear: falsa evidencia aparece real.

Es un patrón…
Escondido en la historia familiar.
Que quiere ser REDIMIDO… pero solo logra ser REPETIDO.
Hasta que lo vimos.
Cuando lo vimos, lo entendió … y toda esa energía de dolor que venía arrastrando y de duda y de miedo… dejó de existir…

EL PATRON
Recuperando la libertad de SER.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>