Los discos solares

No conocía nada del tema hasta que vino una persona a realizarse una regresión. Fue complejo porque cuando comenzamos con la charla inicial comencé a bostezar, se me llenaron los ojos de lágrimas y tuve repetidas náuseas. Solo tengo esos síntomas cuando limpio alguna oscuridad. Pedí disculpas porque no sabía que me estaba pasando. Nunca me había pasado antes en una entrevista. La verdad: me tomó por sorpresa.

La persona entró en una vida en la que era reptil, el dios de un lugar que habitaba una pirámide. De pronto tuvo que ir a ver a sus compañeros. Se dirigió hacia afuera y le pregunté cuantos soles veía. Veía dos. Uno era el sol real, el otro era un disco solar. El disco solar era la nave en la cual sus compañeros reptiles lo esperaban para conversar sobre los asuntos de ese mundo. Ese mundo es el planeta tierra en otro momento. Dijo que habia otros discos solares alrededor del planeta. Todos ellos naves de los dioses. Los reptiles.

Les dejo el video.
Solo es lo que escucho.
Que cada uno saque su propia conclusión.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>