La voz

Como sabrán he pasado un fin de semana sin voz. Y no entendía muy bien por qué hasta que una persona me preguntó:

– ¿Como estas?
– Estoy sin voz…

Y ahí me di cuenta… Estoy sin voz porque estoy sin vos.

Así funciona el Universo, nos pasa los mensajes cuando menos lo esperamos. Solo tenemos que poder tomarlo.
Muchas personas me preguntaron como me sentía, que me pasaba… pero a ninguna le contesté: estoy sin voz. Solo a una… aquella por la cual estaba sin voz. Bueno, no estaba sin voz por la persona… estaba sin voz por el mensaje que necesitaba entender.

Fue automático, cuando entendí de donde venía pude terminar la charla en la cual mi voz se había cerrado y cuando concluí diciendo lo que había callado, la voz volvió.

Como sabrán hablo con mucha gente. Mi único tema de conversación son las historias de vida personales. Tengo dos o tres amigos con los que hablo de otros temas: conspiraciones, básicamente.
Hablaba con uno de ellos sobre el patriarcado, el sexo, y la dominación.
Una conversación muy profunda sobre la estructura reptiliana, la homosexualidad, el papel de la mujer y el papel del hombre. Una conversación que escuché sin pronunciar palabra porque me tomó de sorpresa.
Soy escorpio, si hay algo que fui estudiando y entendiendo a lo largo de mi vida es el poder y su relación con el sexo. Es uno de los puntos que más me altera emocionalmente porque no puedo entender las aberraciones que el humano es capaz de cometer en nombre del “amor”. El sexo es la experiencia mas sagrada de la que puede participar un humano. Ojalá en algún momento lo puedan experimentar.
Sepamos que el sexo es el terreno fértil para posesiones reptiles.
Y cuando llego a esos puntos en las conversaciones, o cuando alguien reacciona agresivamente, o cuando no puedo sostener el nivel de violencia de una charla… me llamo a silencio. Simplemente hago silencio. Como si me quedara sin voz.

Ya les dije que lo que sucede antes de que venga la persona de la regresión muchas veces tiene que ver con la persona que llega a la regresión. Lo cierto es que nunca me doy cuenta hasta luego de que la persona se va… O estando en medio de la charla.
Este fue el caso.
Antes de que llegue la persona hablaba de la falta de voz con una persona del facebook que me preguntaba por qué podía ser que ella no tuviera voz… Claro, apenas estaba interpretando por qué yo no tenía voz.
Pero de eso se trataba la regresión.

Una mujer unos pocos años mas grande que yo.
Toda nuestra conversación giró en torno al sexo.
Recuerdo una única regresión anterior que giró en torno al sexo. Y la recordé solo cuando finalizó la sesión.
La persona no lee los post.
Ni la primera, ni la segunda.

En muchas partes de la conversación previa surgió el tema de que se quedaba callada…
Su padre le pegaba. Una vez le pegó en el trabajo (tenía una fábrica) en frente de todos los empleados mientras los empleados miraban si poder hacer nada…
Los golpes eran cosa de todos los días…
Recuerda que la última vez que le pegó ella dejó de hablarle por dos años. Tenia 11 años.
Tiene un hermano unos años mas grande que ella. También violento, verbalmente. Solo recuerda que cuando su hermano la trataba violentamente, ella guardaba silencio.
Paradójicamente, el hermano es jazan (quien canta en los templos en los shabbat).

La voz está directamente relacionada con lo sexual. El chacra laríngeo tiene una conexión con el chacra sexual que mucha gente no conoce. Es fácil de ver. Los varones cuando son adolescentes y se desarrollan, cambian la voz. Hay una conexión entre ambos chacras y, al parecer, entre ambas experiencias.

Entramos en la regresión con algunas preguntas.
Una de ellas era intentar entender si hubo abuso sexual dado que tenía los recuerdos anulados.
La persona fue operada de cálculos en los riñones y perdió el riñon izquierdo. Está casi sorda del oído derecho, tiene hernia de disco en la quinta vertebra lumbar y nódulos en las mamas.
Nunca en la historia de su vida pudo lograr un orgasmo.
Como sabrán, algunas mujeres cuando tienen un orgasmo… gritan.
Bueno, ya estamos grandes, podemos hablar de estos temas sin ponernos colorados.

Con este panorama fuimos a la regresión.
Cuando hay experiencias de este tipo es común que la persona sea controladora.
Freud decía que el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) esta relacionado con elementos sexuales de la infancia que el aparato psíquico no pudo procesar sanamente y tiende a querer controlar y ordenar.
Me imaginé que no iba a ser fácil entrar en trance. Y se me ocurrió un artilugio…

Creamos una puerta imaginaria en su habitación y pasamos del otro lado de la puerta a ver qué había.

Lo primero que vió fue la escena en la cual su padre le pegaba en la fábrica delante de todos los empleados y nadie hacía comentario alguno.
Lo segundo que vió fue una escena en la cual un novio de ella se ponía violento, como desencajado y le pegaba mientras ella… guardaba silencio.
Lo tercero que vio fue a su hermano cuando ella era chiquita y la dejaba sentada arriba de la heladera y se iba.
Lo cuarto que vio fue un tío loco que la venía a visitar cuando ella estaba sola…
Lo último que recordó fue cuando estaba en el colegio y los compañeros le tendieron una trampa.
En todos los casos lo que sentía era miedo… un miedo profundo, inexplicable, silencioso.

El riñon es el órgano relacionado con el miedo.
El lado izquierdo del cuerpo tiene que ver con la parte femenina.
Su mamá nunca estaba …

Finalmente entramos en el proceso, ya mas relajada.
Lo primero que ve son … unas patas peludas, como si fuera un simio. Igual que el hombre lobo, única regresión en la cual hablamos en detalle de sexo en la charla previa.
Vio toda la experiencia del simio.
Era el lider de la manada, fue capturado por otra especie y llevado de los pelos arrastrando hasta enjaularlo donde murió lentamente. En silencio.
En el momento de la muerte vemos que el propósito de la vida de ese simio fue ayudar a los otros y no le quedó nada pendiente de realizar.

Cuando intentamos comunicarnos con el Yo Superior, hizo contacto y necesitó ir al baño.
Es la segunda vez en la historia de regresiones que acompaño que alguien quiere ir al baño.
No pudo volver a conectar con el Yo Superior.
No pudo volver a hablar con su Yo Superior.
Sólo lloró.

Tuvimos que salir de la regresión.
El Yo Superior no muestra más que lo que la persona puede absorber hasta ese momento.
La puerta queda abierta por 3 días y sigue bajando información, de la forma en la cual el Universo se comunica, son señales, sueños y símbolos.

En la charla posterior me cuenta del acontecimiento en el cual el novio le pegaba. Salió y se tomó un taxi. El taxista la vió ensangrentada y la llevó a la comisaría a hacer la denuncia.
Esta vez hubo un testigo, pero el testigo no fue silencioso.
La acompañó a hablar y denunciar.
También me cuenta que el obrero al que recuerda de aquel día en que el padre le pegó en la fábrica se llama Saturnino… (Saturno).

Hay mucha información para analizar. Pero no voy a hacer el análisis.
Que cada uno saque las conclusiones que aplican a su propia experiencia.

A veces soltar los dolores y las historias de vida lleva tiempo…
En el libro ELIJO SER LUZ escribí acerca de las vidas que vienen a experimentar las cosas que otros no tienen la fuerza para experimentar, solo para limpiar la experiencia.
Como saben… somos uno en alguna dimensión. Lo que uno vive sirve a los otros en maneras que no podemos explicarnos concientemente.
Lo que sentí con las últimas tres regresiones de mujeres es justamente eso.
Son ejemplos de fortaleza que vienen a sumar experiencia al colectivo.
No cualquiera puede hacer eso. Se requiere de una disposición especial.
Asi que gracias a todas ellas…

Es fácil experimentar lo lindo y divertido. Pero se requiere valor para experimentar lo perverso.
Ya saben… para el alma no hay bueno ni hay malo… solo hay experiencia.

Continuará… seguramente…

Mientras haya un humano que guarde silencio, esta historia continuará.

Jazán, Paitán, Hazán o Hassan/Hasan (en idioma hebreo חַזָּן) es el nombre que recibe la persona que guía los cantos en la sinagoga. Además de cantar, lleva el orden de los rezos y canta los cantos litúrgicos como los piyutim, pizmonim, bakashot y las zemirot. Si bien cualquier hombre puede ejercer de jazán (o mujer en las comunidades judías reformistas), por lo general el jazán es un cantante profesional.

En los últimos siglos el oficio de jazán ha evolucionado hasta ser muy respetado. En países de Europa como Alemania y el Reino Unido incluso se les dio tanta importancia a los jazanim (plural de jazán) que se consideraba a los cantores entrenados profesionalmente como el vice-rabino de la sinagoga, sobre todo después de la Haskalá. Incluso, en Estados Unidos fueron aceptados primero como líderes religiosos judíos que los mismos rabinos; muchas comunidades en la América del Norte, a finales del siglo XIX y comienzos del XX, las comunidades contrataban un jazán y un shojet (matarife) mucho antes de buscar un rabino, ya que tener quien guiase los rezos y preparase las carnes de manera ritual era vital para el funcionamiento de una comunidad. En esos casos, el jazán oficiaba los matrimonios y representaba a la comunidad en sus relaciones con las autoridades civiles del país.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>