La mujer planta… la familia planta

Sabes que me encuentro con muchas cosas raras… A esta altura ya no debería extrañarme de lo que aparece. Pero … cada regresión es un nuevo mensaje.
Te cuento como empezó la historia…
La señora apareció de la nada… y de la nada recibió su turno… así… organizado a último momento en un día que no estaba disponible. No vive en Buenos Aires, solo estaba de paso.
Una mujer muy práctica, de mi edad…
Comienza contándome su historia.
Conoció a su marido en una fiesta de disfraces. Cuando lo vió supo que se iba a casar con él. A la semana le propuso matrimonio y a los once meses se casaron.
No se cómo explicarlo… dice…

Cuando yo tenía 19 años vi la foto del hermano de un amigo y dije: yo voy a estar con ese hombre. Siete años mas tarde la vida se las ingenió para cruzarnos. Fue el hombre que cambió la historia de mi vida.
Cuando tenía 15 años jugaba a cestoball. Un día en un entrenamiento se sumó una chica. Ni bien la vi entrar por la puerta dije: yo voy a ser amiga de esa mujer por el resto de nuestras vidas.
A los 36 años me cruce circunstancialmente con un hombre. Ni bien lo vi dije: me voy a casar con ese hombre, voy a tener un hijo y me voy a separar.
Como tantas otras cosas mas… que seguiré diciendo…
¿Cómo lo sabes?
No se… simplemente lo sabés. Hay cosas que no requieren explicación, ni cuestionamientos.

Si, ya se lo que estas pensando… No, no funciona predictivamente. Solo funciona por voluntad de tu Yo Superior cuando hay algo que necesitás saber.
¿Se puede mejorar esa habilidad? Le dieron que sí… ASí que Agarrate Catalina…
Pero, viste como somos los humanos… por mas que nos confirmen la cosas por diferentes medios sistemáticamente, necesitamos dudar. Estoy segura que la duda es la base de nuestro discernimiento asi que no reniego de ella.
Aunque… cuando lo sabés… lo sabés…

Tiene dos hijos, una nena y un nene. El nene un guerrero energético nacido el 24 de octubre. Escorpio.
Su hijo nació luego de que perdiera 3 embarazos. Nació por cesárea porque tenías el cordón enrosacado en el cuello. Igual que mi hija. Esa fue la respuesta fácil… Mi hija la dió cuando tenía tres años: yo los mandé sino no hubiera podido venir yo

Comenzamos el proceso y no necesitó llegar a la nube, su lugar mágico era el lugar donde comenzaba la sesión.
Una selva, con cascadas… ella era una planta… un ser transparente con pies y brazos pero con cara de hoja de planta… Su misión: brillar.
De pronto una luz la empezó a succionar y se fue hacia una playa donde nadó y se movió en el agua para luego dejar que su conciencia se mueva hacia una estrella de mar y desde ahí ver como se ve la realidad desde la perspectiva de una estrella de mar. Para luego volver a ser la niña-planta.
Vive en una choza, ahí en la selva. Con otros seres planta… Conciencia grupal, no hay jefes, es una tribu. No hay sexos, todos son de la misma especie. Disfrutan y se divierten. Se alimenta de luz… como en la fotosíntesis. Era increíble ver la cara de placer de la mujer y su sonrisa permanente.

De ahí cambió la secuencia y pasó a una vida como soladado, hombre, escondido en una trinchera que lloró ante la foto de una mujer.
Y fue un niño jugando en la playa…
Y fue feto en la panza de una madre. Participamos del nacimiento de es varón… parto normal sin cordón enroscado.
Y fue aviador… que se dedicó a escribir las historias de sus viajes…
Atravesamos el nacimiento y también la muerte del aviador.
Quedaron las historias escritas.

La contadora… cuenta. La traductora… traduce. Nada es lo que parece en este mundo de ilusión.

Tikún en Géminis. Es traductora de idiomas.
Viene de Sagitario que rige los viajes largos.
Toda la regresión fue el viaje de su alma por diferentes especies.
Géminis es la comunicación… el movimiento… la versatilidad… el adaptarse a cualquier circunstancia y divertirse con lo que se vaya encontrando…
¿La misión? Ayudar y traducir de un lenguaje a otro lenguaje. De una experiencia a otra experiencia. De un mundo a otro mundo… en el viaje del alma.

Junto con su familia.
Su esposo y sus dos hijos vienen del mismo lugar… del mundo de las plantas… del mundo de la alegría, del mundo de la luz.

Hubo alguna información que no quiso comentar: no voy a hablar de eso, dijo. Para no alterar el libre albedrío.
Hubo otras respuestas que sonaron muy a Yo Superior: ella sabe.
Siempre es revelador escuchar a la persona hablando en tercera persona.
Ya no me extraña. Sobre todo por el hecho de que su cuerpo empezó a temblar cuando entro su Yo Superior y dejó de hacerlo cuando salió. Claro, la persona no se da cuenta de esto…

Hay muchas mas cosas en el Cielo y en la Tierra de las que cree tu filosofía, Horacio.
Dijo Shakespeare en Hamlet.

Salud y gracias!

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>