La imagen de uno mismo

La verdad es que no se cómo llegué hasta acá. Pensé que me iba a poder ir mucho tiempo atrás pero se ve que hay otros planes.
Cuando escribí los libros un día (no se cómo tampoco) me invitaron a una radio a hablar de ellos. Fui y me encantó. Me dije: quiero tener mi propia radio… y así empecé con aquel proyecto de radio desde mi casa y con los programas que hacíamos con Raul Garay.
Luego vinieron los videos… y así de a poco llegué hasta acá… a esta silla en la cual estoy sentada escribiendo esto.
Los videos fueron y son catarsis.
Es muy complejo poder sostener la suma de pensamientos que pasan por mi mente.
Es insoportable ser antena de tanta información.
No hay ejercicio ni gimnasio que lo resista.
Ni tampoco psicólogo que lo aguante.
Así que empecé con los videos.
Dice la psicóloga que escriba… pero decidí hacer los videos. Más rápido y mas fácil.
De ahí en mas perdí el control de todo lo que salía de mi.
No es que en algún momento lo hubiera tenido. Es que en algún momento lo entregué.
Y cada vez que hago los videos o que escribo siento un alivio que me permite seguir viviendo en este mundo.
De otra forma… no podría.

Pero con el tiempo y con la multiplicación de actividades, la información que proceso se multiplica. Y necesito hacer mas cosas para desparramarla.
A veces me dicen que les encanta que sea tan amorosa y comparta todo lo que comparto. Dejenme decirles que lo hago por una cuestión puramente egoísta. Si no lo saco de mí… me aniquila energéticamente. Así que pasa por mi y sale.
Y va donde tiene que ir.
De esa parte no me ocupo.
Al que le sirva bien… y al que no… no es mi pedo.

Como sabrán hay un hombre cerca de mi.
Es el hombre mas mágico y maravilloso que una mujer (YO) pudiera pedir.
Pero hasta el más valiente se agota de mis planteos.
Hace dos días que viene preguntando:
¿Donde está el switch off (botón de apagado)?
Y no está… no vino en el diseño de mi computadora biólogica.
Lo mas gracioso es que me mira y sabe exactamente en qué estoy pensando.
Pero a mi me ayuda mucho escribir.
Necesito exorcizar los demonios que acosan mis pensamientos.

Sabían que los pensamientos no son creados por nosotros sino que son sintonizados por nosotros… Bue… esa es otra historia.

Quisiera llegar al punto. Pero se ve que hoy me cuesta un poco.
Empecé esto por una reflexión que me vino a la mente.
Hay un engaña pichanga con eso de los “amigos” de facebook.
Cada vez se van sumando mas a mi perfil.
Y no me gusta caer en esos cartelitos patéticos que ponen algunos agradeciendo que “YA SOMOS X.000″ porque eso es mas patético que el engaña pichanga de facebook.
No soy la cantidad de “amigos” o “me gusta” o “seguidores” (palabra que detesto sobre manera porque no me gusta que me sigan porque NO VOY A NINGUN LADO) que aparecen ahí.
No soy eso.
Ni siquiera la imagen que tengo de mí misma es eso.
Ni siquiera conozco a la mayoría de esos X.000 que dicen ser amigos o seguidores o me gusta.
Gracias… pero NO GRACIAS.

Esa cantidad de “amigos” es tan variable como poner un comentario que los demás aprecian o poner un comentario que los demás no aprecian.
Y las personas muchas veces asocian esos comentarios con la persona que hace el comentario. O lo que es peor, con ellos mismos.
A ver… la mayoría de las veces no tengo la menor idea de quienes son asi que como podría dirigirles un comentario personal. Esto NO ES PERSONAL.
Lo gracioso es que les gusto cuando digo cosas que les gustan y no les gusto cuando digo cosas que no les gustan.
He visto multiplicar seguidores diciendo cosas políticamente correctas.
No es mi caso… regularmente dejan de seguirme la misma cantidad de personas que empiezan a seguirme, las que luego vuelven a pedir amistad vaya uno a saber por qué milagro de la naturaleza.
No es por mí. Porque sigo fiel a mi misma.
Y no me importa ni un pepino, por no decir bledo.
Digo lo que pienso, siento y creo le guste a quien le guste y le moleste a quien le moleste.
Para eso tengo el facebook, como forma catártica de expresión personal, individual y única.
Todos son bienvenidos a formar parte de él y a crear un lazo de amistad verdadera si se animan.
Soy.
Soy la que soy en todos los planos.
A veces brillante y a veces oscura, muy oscura.
A veces Ser y a veces EGO.
A veces vibrando terrestremente y arrastrándome en la humanidad (con minúsuculas) porque eso vine a SER y a HACER.
No SOY si me hago la que soy espiritual y reniego de la 3d.
Amo la 3d con toda mi existencia terrestre.
Si pudieran entender lo maravillosa que es la experiencia de 3D.
Ha sido creada solo para nosotros.
Así, imperfecta, irreverente, irracional, infantil, intrascendente.
Bajamos para experimentarla.
Y me da placer experimentarla en todo su esplendor.

No tengo imagen de mí misma.
No quiero que mi hija me vea de tal o cual manera, o que mis padres estén orgullosos de mi, o que bla bla bla.
No me pasa nada de eso.
No espero llegar a ningún lado mas que a CASA.
Y cuanto antes mejor.
Todo lo demás es el juego de la 3d el que voy a seguir jugando como se me de la gana, sin manipular ni especular, sin esperar nada… absolutamente nada.
Cuando no esperas nada todo lo que llega es ganancia.
Y SOY UNA GANADORA…

A veces extraño casa y me da como un arrepentimiento de estar acá.
Pero otras veces me acuerdo por qué vine, como ahora, y me siento el ser mas feliz de todo el Universo.
Bueno, era eso…
Catarsis finalizada.
Continuará…

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Un comentario sobre “La imagen de uno mismo

  • el 24 enero, 2015 a las 6:23 pm
    Permalink

    Gracias Claudia, esta es la imagen que tengo en la mente y el corazón de ese SER maravilloso que ERES. APLAUDO cada una de estas palabras y valoro infinitamente el hecho de que las compartas. G R A C I A S , con amor un abrazo de LUZ. Mis respetos y admiración.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>