La chica portal

Ayer terminamos la sesión.
Ni bien la vi sentí su energía… pero fue en la charla del primer día donde me di cuenta.
Si, lo se. Es fácil para mi ver el código porque a eso me dedico… sistemáticamente escuchando y viendo, sintiendo con el corazón la vibración, de personas que se están revelando a sí mismas… Es fácil detectarlas rápidamente.
Esta hermosa persona era una sucesión de esos códigos que me iban mostrando claramente por qué estaba ahí sentada.

A sus 29 años (el retorno de Saturno), el día de su cumpleaños comenzó a pintar la parte trasera del altar de una catedral. Lo pintó con acuarelas con una veladura. Cuando sacan las fotos la pintura no se ve. Había una puerta antes en esa pared. La gente va a ese lugar y se transforma en alguna manera. Lo terminó de pintar el día del cumpleaños de su mamá que coincide con el día de la Virgen del Rosario.
Cuando nació tenía una hermana melliza.
Las mamá y las dos nenas tuvieron una infección interhospitalaria y fueron trasladadas a 3 hospitales diferentes. A ella le tocó el hospital de la Virgen del Rosario, y se salvó. Su hermana melliza no tuvo tanta suerte. En la entrada de la ciudad que vive hay una imagen gigante de la Virgen del Rosario.

La atendí el mismo día que me estaba yendo de viaje a Rosario.

Le pedí que haga un dibujo considerando lo que sucedió en la historia de su vida desde el 2008 al 2016.
El 2008 comenzó en Buenos Aires, luego fue una sucesión de viajes por centros energéticos de poder que la fueron llevando. El sudeste asiático, la India, España, incluso tuvo que quedarse en el Tibet un mes, en la casa de una familia porque le dió dengue.
Mirando el movimiento, todo parecía armado para que tomara la energía de esos lugares.
Terminó el 2016 viniendo a vivir a Buenos Aires.
Inicio de ciclo en Buenos Aires, fin de ciclo en Buenos Aires, preguntándose quién es y que está haciendo acá.

Su compañero lleva el nombre de un ángel.

Y toda su astrología nos lleva al mismo lugar. El arte y el acompañar a otros como líder natural.
Alta, rubia, con rulos maravillosos, de ojos claritos en los que podes verte… iluminados.
Solo sonríe… en todo momento.

Así, entramos en la conexión.

¿A quien le darían a pintar un portal en una catedral que la gente no pueda ver mas que presencialmente?
Solo a un ángel… por supuesto…
Y eso encontramos en la conexión.
Lo que pintó fue un portal entre mundos, como forma de que las personas puedan recibir la vibración de la otra realidad.
La función de la hermana, también un ángel, fue traerla a esta realidad porque sino no se animaba a venir.
Ah si… una vez que llegó… agarrate Catalina y “andá y hacé” lo que tenes que ser y hacer… Sin embargo, la acompaña desde esa otra realidad. La puede ver en sueños.

Su compañero también un ángel pero de otra característica. Vienen a cumplir una misión juntos.

La madre terminó internada cuando nacieron porque la vibración que traían las niñas era muy superior a lo que su vibración podía tolerar. Además una niña se quedaba y la otra se iba.
Llegó en una familia bastante distendida económicamente y no necesita trabajar para poder moverse en este mundo material. Simplemente se dedica al arte.

Lloró tanto como había llorado yo misma en mi conexión individual.
Y su llanto era mi llanto. Aquí y ahora… otra vez…
Es difícil aceptar que estamos divididos, porque esa es la sensación estando acá.
Aunque no lo estamos. No podemos separarnos de lo que SOMOS… pero si conserváramos ese recuerdo en todo su potencial, no podríamos estar acá… asi que sentimos que estamos desconectados.
Es imposible entender… aunque tengamos un recuerdo de la misión, no podemos asimilar cómo son las cosas acá… la gente… las energías diversas… las diferencias… la división.
Solo queremos volver a casa y la emoción se siente en el corazón… y el cuerpo llora… y no lo podemos frenar.
Sentimos que estamos metidos en una caja… de la que no podemos salir. Estamos prisioneros de esta realidad y lo vemos todo desde unos pequeños largavistas que no nos dejan expresar lo que de verdad somos.

Pero ya que estamos en el baile… bailamos… con lágrimas en los ojos… y con angustia algunas veces.

Ese fue el mensaje… solo se trata de fluir y ser.
El viaje no se termina hasta que se termina…
No importa cuando sea… en el mientras tanto… solo FLUIR Y SER.

Que la fuerza acompañe a todas y cada una de las semillas estelares que han decidido moverse a esta realidad solo por el AMOR INCONDICIONAL que SON, aún cuando luego se olviden de todo o crean que…

me lo inventé todo

Son los hechos los que definen lo que SOMOS y no las palabras que nos decimos sobre nosotros mismos.

Gracias por animarse a venir…

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>