La batalla ha comenzado, la guerra continua

Ya sabés que limpio. Y cuando limpio… limpio…
La señora que vino hoy es extranjera. No voy a decirte de que país. Pero imagino que lo adivinarás.
Me conoce por el youtube, es contadora igual que yo.
Pidió turno para la regresión y para la ceremonia de Ayahuasca luego de ver el video que hice. Tal es así que Adrián armó una fecha específica para ella dado que se venía de otro lugar. Me hubiera encantado estar ahí también. Pero este fin de semana atiendo todo el fin de semana.

Te conté que todo lo que sucede antes de la regresión tiene, de alguna manera que no entiendo todavía, relación con la regresión. La señora llegó tarde porque no encontraba mi casa (nadie encuentra mi casa)… mientras intercambiaba videos con un amigo acerca de lo que para algunos es obvio y que otros no pueden ni siquiera imaginar, hablaba del casamiento de mi novio noruego, bueno, ex-novio desde hoy… y del amor incondicional y la unión de almas, con una amiga chamana. Todo al mismo tiempo… hiperactiva así como soy.

Hasta que sonó el timbre y recibí a la persona.
Una mujer 3 años más grande que yo. De una linda energía, rara en algún sentido, con un tono de voz muy chevere, español y musical.
Nos fuimos a la sala donde hago las sesiones y nos metimos de lleno en el proceso.
Charlamos un ratito de como nos conocimos y de la ceremonia que venía a hacer.

Me contó que me conoció por un video que hice en youtube y que le mando una amiga suya. El video que hice se llama CEREBRO REPTIL.

No pude hacer la introducción porque rápidamente nos pusimos a conversar sobres sus experiencias y sus sueños.
Al minuto que empezó a hablar empecé a bostezar.
No, no me aburría… es solo que no podía contener el bostezo.
Al ratito me caían las lágrimas.
Y al rato no pude evitar lo que me sucede cuando limpio… un acto asqueroso… que no voy a reproducir.
Justo cuando me contaba el sueño en que iba a dar reporte a una nave luego de salir del templo de Zeus en Grecia.

Si fuera la primera vez que me pasa me hubiera sentido avergonzada, como lo sentí aquella vez. Pero no, no lo es. Entonces pude identificar que se trataba de energía reptil, horrible, insoportable. Como la primera vez que me pasó.
Pero hasta que no entramos en la regresión no me doy cuenta de qué se trata.

Que te cuento que el tikún de la persona es el mismo tikún de mi amigo. Ese con el que intercambiaba videos a la mañana y me toca hablar con la señora de temas sumamente parecidos a los que hablaba con mi amigo a la mañana, mientras la señora llegaba tarde.

Bien, sigamos. La señora me contaba de sus viajes a la Isla de Pascua, y como estaban dispuestas las estatuas, la visita al ombligo del mundo, la ántartida y su viaje, Grecia, las columnas dóricas, jónicas y corintias, el amor de su hija por la Argentina. Y su sueño con la Torah.
En todo momento el discurso me era sumamente conocido. No me adapto a los humanos. Son peleadores. No se cómo hablarles. No entienden. No se dan cuenta de nada… Etc etc etc.

El tema de los nombres de pila de ella y sus hijos fue todo un tema de discusión. Maravilloso. Pero de esto no te puedo contar. Increíble los mensajes que hay en los nombres… Revelador.

Hasta para mi, cuyo nombre de usuario en todos lados es ClauGon, como ya habrás notado.

Llegó el momento de hablar de su historia de vida. La del medio de 7 hermanos… La primera mujer de la familia. Casada con un hombre militar. Hasta que se dio cuenta que “no necesito una sombra a mi lado” sino un par. Y lo dejó. Y el se volvió a casar, y tiene otro hijo. Sin embargo, ella se sigue preguntando si sigue unida de alguna manera a este hombre. No soporta las discusiones ni las peleas ni las guerras. No las entiende.
También se pregunta por una hermana y una sobrina con las que parece estar en guerra permanente. Como si estuvieran reclamándole algo.

En todo momento cuando habla se dirige a ella misma y a sus conductas como un “comandante”… que tiene que tomar las decisiones en diferentes ámbitos de su vida y que es siempre la que UNE a toda la familia. Y trabaja fervientemente para lograrlo.

Inevitable fue hablar, antes de iniciar la sesión de regresión, de los problemas políticos de ambos países, muy parecidos por cierto. Y de la gente, y de como actúan y se encierran en sus pensamientos, o en sus doctrinas.
Una de sus preguntas tenía que ver con las razones por las cuales ha nacido en ese país. La misma pregunta que hice yo en mi primer regresión.

Hay un momento de la charla en el cual me doy cuenta de que es el momento de pasar a las preguntas. Las anotamos y luego vamos a la camilla.

Comienzan las imágenes con la persona bajando en Roma en medio de una batalla horrible. Se queja de no entender por qué los humanos pelean así sin sentido.
De ahí pasamos a Grecia y participamos de una ceremonia de la tierra, de agasajo a la luna entregando ofrendas y bebiendo y comiendo.
De ahí nos vamos a una escena de esclavos. La persona se ve como no formando parte de los esclavos pero sufriendo por su condición y se da cuenta de que no tiene el valor para intervenir.
De ahí nos mudamos a la escena de verdad…

Se ve en un planeta donde todo es ideal… como si fuera un mundo feliz. Habitado por hombres y mujeres casi perfectos y de conciencia colectiva unidos (como si fuera una escena de la película Planeta Libre pero vestidos con túnicas blancas).
Es hombre y forma parte del consejo que toma la decisiones, como si fuera un lider o algo así. De pronto se juntan porque tiene que decidir que hacer ante el ataque inminente. Los atacan draconianos. Buscan quedarse con el planeta. Toman algunas decisiones. Unos eligen la guerra, la lucha, otros eligen no pelear. Finalmente los destruyen a todos.

Ahí me di cuenta por qué los bostezos y las náuseas del principio.

Se ve saliendo de la destrucción y tiene que decidir a dónde ir. Sabe que el próximo destino es el Planeta Tierra pero no quiere venir. Porque sabe que la guerra continuará a donde vaya. Se resiste. Se resiste. Y se resiste. Pero no podemos resistirnos a la vida… Y llegó… a ese país, donde la batalla continúa como un fractal de la gran guerra que se dirime en el planeta, la que no se ve.

Es su primera vida en este planeta. Y ha venido a hacer otra vez lo mismo… organizar la resistencia. Apoyar el proceso de abrir la conciencia. Pero no sabe cómo hacerlo, no sabe por dónde entrarle a los humanos. Los humanos no escuchan, no quieren ver lo que está pasando. Solo quieren pelear y dividir. Y la guerra no funciona. Ya lo había visto en la experiencia de la cual venía.

Y ¿qué es lo que sirve?

Su hermana en esta vida era compañera en la vida anterior. Había optado por la guerra y la culpaba porque no había podido con su liderazgo evitar la guerra contra los draconianos.
Su sobrina había sido su pareja… tampoco podía perdonarle la derrota.
Su ex marido, un compañero… haciendo otras experiencias por ahora. Pero cuando llegara el momento, la vida los volvería a unir en la tarea. Como buenos compañeros que son.
Ese es el compañero con el que vino.

También preguntamos por el nombre de un político de su país… y para sorpresa saltó como había saltado cuando el ataque se había producido en su planeta.
Ese es el draconiano jefe…
Así en aquella vida como en esta…
Diferentes realidades, la misma guerra.
La batalla es por la energía.
¿La energía?
El petróleo… obvio… la sangre de la tierra, la cual se están llevando, como se llevaron de aquel planeta.

¿Esta historia termina cómo la otra?
No, si puede cumplir con la tarea…
Pero cómo puede cumplir con la tarea si no tiene la menor idea de cómo hacerlo…

¡Muy Fácil!
UNIENDO …
La unión es la FUERZA mas grande del universo.
Donde hay unión hay amor incondicional.
Y donde hay amor incondicional no hay guerra, ni pelea, ni robo, ni conquista, ni rebelión.

Los draconianos usan esa estrategia… romper la unión… romper la FUERZA… diluir la potencia.
Divide y reinarás.

Pero el AMOR es mas fuerte.
Y esa es la tarea…
Para terminar con toda guerra en todos los paises, en todos los universos.

UNIR EN AMOR INCONDICIONAL…

Y es un tarea que nos la dieron a todos nosotros…
Yo me hago cargo de mi parte… ¡hacete cargo de la tuya!
Y no vale mentir porque el Universo sabe cuando hay AMOR INCONDICIONAL y cuando hay solo miedo…

Que la fuerza te acompañe… por toda la eternidad…

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>