Hombre / Mujer

Este mundo de 3d es el mundo de la ilusión. El tablero del juego en el cual nos desenvolvemos a ciegas, intentando descifrar cada pista que el juego nos va presentando. Podemos encaminarnos con ojos de aventureros o podemos perder antes de empezar, creyendo que lo vemos es real.

En la Kabbalah se estudia el glifo Arbol de la Vida, un diseño de como las energías vienen bajando de los mundos superiores a este mundo terrestre, Maljuth. Cuando ves el símbolo, fácilmente podes distinguir a simple vista la columna que está en la derecha y la columna que está en la izquierda. Sin embargo, algunos años de estudio y verás que, como en todo, nada es lo que parece. Te cuento…

En principio, la columna de la izquierda es la columna que representa la severidad. Y la columna de la derecha, la que representa la misericordia. Una columna es femenina y la otra masculina. Pero, como ya habrás comprendido… toda severidad requiere un poco de misericordia y toda misericordia requiere un poco de severdidad, por lo menos en este mundo dual.

Así está diseñado el sistema.
La ilusión, como es arriba, es abajo, representa fielmente el espíritu del sistema.
Entonces, en esa dualidad tenemos dos caras de una misma moneda: hombre y mujer.

Voy pegar una parte del libro Todos somos adictos porque viene al caso.

La Biblia, Génesis, Capítulo 1, Día Sexto: “hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza”, “hombre y mujer los creó”.
La Biblia, Génesis, Capítulo 2:
Vers. 7: “Hashem, Elokim, formó al hombre del polvo del sueño e insufló en sus narices el aliento de la vida, entonces el hombre se transformó en un ser viviente”
Vers. 16: “Hashem, Elokim le ordenó al hombre diciendo: “de todo árbol del Jardín podrás comer libremente, (17) pero el árbol del conocimiento del bien y del mal no podrás comer, porque el día que de él comas, morirás” (18) Y dijo Hashem, Elokim: “no es bueno que el hombre esté solo, le haré una ayuda compatible para él”
Vers. 21: Hashem, Elokim, hizo que Adam cayera en un profundo sueño, y se durmió. Entonces tomó uno de sus lados y cerró con carne en su lugar. (22) Del lado que Hashem, Elokim, tomó de Adam construyó una mujer y la presentó ante el hombre”
Tomado de la Torat Emet Ediciones Keter Torá
¡Muy interesante!
El capítulo 1 del Génesis menciona una forma de creación y el capítulo 2, otra. Los que estudian la Biblia saben que nada está puesto allí por casualidad y que cada palabra escrita tiene una específica razón de ser.
En el capítulo 1 dice creó a un hombre y una mujer que eran uno solo y lo mismo. Pero en el capítulo 2 dice que primero formó al hombre y luego construyó a la mujer del costado del hombre. Porque no es bueno que el hombre esté solo. No. No te asustes. No voy a entrar en la cuestión de género. No en este libro.
Ser o no ser a esta altura es algo mucho más grande que apenas un dilema ¿no te parece? Y eso que no te conté la parte que dice del polvo vienes y al polvo volverás…por ahora.
¡¡¡Como no vamos a estar confundidos si no sabemos si nos creó, nos formó o nos construyó…!!!
Lo que sí sabemos es por qué terminamos acá y lo que vinimos a hacer ¿Que no? ¡Mirá!
Ya te conté la parte en que le prohibió a Adam comer del fruto del Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal que estaba en el medio del jardín. Y ya conocés la parte en la cual la serpiente convenció a Eva de que pruebe, aunque no se llamaba Eva todavía. Sabés que ella es la que convencío a Adam, todos comieron y ninguno se hizo cargo…
La Biblia, Génesis, Capítulo 3:
Vers. 7: “Entonces se abrieron los ojos de ambos y asumieron que estaban desnudos. Cosieron hojas de higuera y se hicieron taparrabos”
Vers. 21: “E hizo Hashem, Elokim, para el hombre y su mujer túnicas de piel, y los vistió.”
Vers. 23: “Entonces, Hashem, Elokim, lo echó del Jardín del Edén para que trabaje la tierra de la que había sido tomado.”

En algún momento de eso que éramos (uno solo y lo mismo sin cuerpo – hombre y mujer los creó) pasamos a ser un único cuerpo compartiendo nuestra columna vertebral y sin poder mirarnos a la cara, para terminar separados en un cuerpo físico (hizo túnicas de piel y los vistió) trabajando con el sudor de la frente y pariendo con dolor a los hijos.
¡Todo por una manzanita!
Así dice mi hija cuando quiere simplificar lo que hizo y no hacerse cargo de la decisión.
Esa es la parte anecdótica y, casi podría decirte divertida, de la historia. La parte trágica es que fuimos expulsados. Y que nos mandaron a trabajar. A esta altura de mi vida no se qué es peor si ser expulsada o que me manden a trabajar. Pero bueno, así es la vida. Sin mencionarte que acá estamos muertos. Sí. Como habrás notado dijo Dios que si comíamos del Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal íbamos a morir. Y como Dios siempre dice la verdad, morimos. Morimos a la ignorancia del Jardín del Edén y nacimos al conocimiento del bien y del mal donde tenemos que trabajar la tierra de la que venimos. Es decir, nacimos a este mundo material en el cual tenemos que crear una vida cotidiana, mundo en el cual estamos muertos a la ignorancia. O deberíamos estarlo.

Somos uno y somos duales.
Las dos cosas al mismo tiempo, depende del punto de vista desde el cual observes la situación.

Si lo vemos desde lo físico: tenemos cuerpo de hombre o cuerpo de mujer (aunque hay otros casos mirá el trailer de la película XXY que te dejo al final)

Si lo vemos desde la psicología: anima y animus repartidos en formas diferentes en cada persona

Si lo vemos desde lo cultural: conductas esperadas de varón y conductas esperadas de mujer que cambian con cada cultura y cada país y cada raza… y ya nos organizaron la vida.

Si lo vemos desde lo espiritual: noooooooo… es totalmente incomprobable. Pero igual vale. Hay almas que encarnaron muchas veces en hombre y tienen energía masculina básica y hay almas que encarnaron muchas veces en cuerpo de mujer y tienen energía femenina básica. Pero también hay almas que no tienen muchas encarnaciones en la Tierra y vienen con una energía bastante definida muchas veces diferente a la del cuerpo que habitan. Y hay almas que es su primer encarnación en la Tierra y definitivamente no están acostumbradas a la dualidad energética de género. Hay de todo y para todos los gustos.

Pero, los seres humanos se empeñan en etiquetar. Solo para que no les de miedo. Si tienen las cositas ordenadas en cajoncitos todo parece estar bajo control.
Otra ilusión mas de la experiencia en el mundo de 3D.
Se requiere coraje y mucho valor para ir mas allá de los cajoncitos.
Y esto no solo cuando analizamos el tema género…
Porque otra característica de la humanidad con mínusculas es etiquetar todo, no solo los géneros.

Quisiera volver al diseño del glifo Arbol de la Vida. Y me gustaría también acompañarte el símbolo del caduceo… o del ADN también.

ARBIDA..caduceo..ADN MAQUETA

Así funcionamos en este mundo.
De un lado al otro.
En movimiento dual, cíclico.
La columna de la severidad en el glifo del Arbol de la Vida toma su nombre de la sefirá Gueburáh, regida por Marte. Es la columna del fuego. Sin embargo, en la sefirá de arriba no hay fuego, ni en la de abajo, como en el diseño del Caduceo (que fue tomado de ahí). Solo una de las sefirot (la del medio) de la columna de la izquierda representa la severidad. Al igual que en la columna de la derecha, solo una de las sefirot (la del medio) representa la misericordia Gedulah. El resto es intercambio de energías, como en el ADN.

Nada es lo que parece.

Cada vez que veo un cuerpo de hombre, o uno de mujer, no veo sexos… veo unidad manifestándose en la dualidad.
Veo seres completos en sí mismos, buscándose y experimentándose en el mundo de la ilusión.

Nadie dijo que iba a ser fácil.
Solo nos prometieron que podríamos experimentar.
Pero nos quedamos en los juicios.
Y quedarse en los juicios es perderse la oportunidad de participar del juego.

Gracias!!!

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

2 comentarios sobre “Hombre / Mujer

  • el 4 febrero, 2015 a las 11:27 pm
    Permalink

    ¡Hola, Clau! Estuve pensando mucho en estos días ¿hay necesidad de tener/buscar ese “famoso equilibrio de las energías femenina y masculina” en uno mismo? ¿Eso es un dogma más? Yo digo: si uno tiene una energía femenina intensa y bien marcada ¿qué necesidad hay de cambiarla? Un saludo :)

    Respuesta
    • el 5 febrero, 2015 a las 8:07 pm
      Permalink

      Este es un tema importante para tratar. En un programa de radio…
      Energía femenina y masculina unidas. A veces las ponemos afuera, pareja. No estamos listos todavía como humanidad para ser hermafroditas. Andrógino no es la evolución de este humanidad, por ahora.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>