Historias familiares

No dejo de soprenderme con los vínculos familiares…
Algunos le dicen lealtades familiares… Para mi es algo mucho mas grande, es un Ser Colectivo Ancestral que habitamos y el que alimentamos con nuestras acciones. Como si fuera una gran egrégora de la que formamos parte y que vivimos para sostener, sin darnos cuenta.

Una de mis hermanas es hija de otra madre.
Tenemos largas conversaciones.
Mi papá y su mamá terminaron cuando ella tenía 6 meses aprox. A la misma edad en que el papá de mi hija y yo nos separamos.
Hablamos mucho de nuestras historias porque si bien ella no tuvo padre y yo tuve padre (el mismo) nuestras vidas son muy parecidas. Siempre decimos que da igual tener ese padre que no tenerlo. Atravesamos lo que tenemos que atravesar. Es un chiste interno familiar.

Hoy hablábamos de una historia de su madre y mi padre… Y mientras tantos pensaba que esa es la parte que no compartimos, la materna. Pero que la paterna, es compartida. Una historia me vino llevando a la otra hasta que dije:
¡Oh! Dios mío…

Ahí lo ví…

Cuando mi papá estaba con su mamá (al mismo tiempo que estaba con mi mamá, en diferentes ciudades), trabajaba como administrador de un centro médico. Resulta que mi hermana es médica y yo administradora. Pero esto no es lo que me llamó la atención.
Cuando mi hermana y mi padre se encontraron (es una hermosa y larga historia que contribuí a formar) mi hermana trabajaba como cirujana. Al poco tiempo consiguió el trabajo que siempre había querido. Ahora es médica forense. Y alguna que otra vez termina involucrada en temas políticos porque le toca determinar la causa de la muerte de siniestros de todo tipo. Algunos políticos, también.

En medio de la conversación, me vino como cascada una sucesión de historias familiares.
A mi abuelo, el papá de mi papá, era policía y por corrupción en la fuerza decidió dedicarse a la política por su cuenta. Lo mataron los policías con los que trabajaba. En un episodio muy confuso un día de lluvia. Nunca se pudo determinar la causa de la muerte porque cuando mi abuela pidió la autopsia le dijo la policía (todos la conocían porque eran compañeros de trabajo de mi abuelo):
Señora, deje las cosas como están… usted tiene hijos chiquitos…
Mi papá insistió … pero obtuvo la misma respuesta, y unos cuantos golpes también.

Ahí quedó… Todos siempre supieron de qué murió y quién lo mató, pero nunca se pudo confirmar nada, ni hacer autopsia, ni nada mas.

Mi hermana, ahora, trabaja para el Juzgado, con la policía, haciendo autopsias.

Estamos conectados todos unos a los otros por una larga línea de eventos.

“Nuestra vida no nos pertenece. Del vientre a la tumba, estamos unidos a otros, pasado y presente. Y con cada crimen que cometemos, cada gesto amable, alumbramos nuestro futuro.” CLOUD ATLAS

7 que guarda misericordia a millares, que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, y que de ningún modo tendrá por inocente al malvado; que visita la iniquidad de los padres sobre los hijos y sobre los hijos de los hijos, hasta la tercera y cuarta generación.

LA BIBLIA Éxodo 34:6-7

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>