Guerrero cuidando reconstructores

Amo esta tarea. Hoy venía de un día de ayer complejo en lo personal…Hoy más que nunca me sentía sapo de otro pozo así que participar de esta regresión fue para mi un regocijo inmenso. Agradezco a todos los que se le animan al proceso porque todos salimos beneficiados.
En algún momento tendré que escribir el post que siempre les digo: “ellos vienen para vos“… Por ahora les cuento que no sabía nada de la persona que hoy llegó a golpear la puerta. La aventura comienza cuando atiendo y las perras y los gatos acorralan a la persona que llega. Siempre pregunto: “¿te molestan los animales?“…

Pero bueno, vayamos al punto. La charla fue mágica. ¡Oh que bueno! Una persona normal. ¿Que quiero decir con esto? Una persona que no tenía mayores problemas en su vida, su trabajo estaba organizado perfectamente en función de su tikún, su vida de pareja sólidamente constituida, unos hijos “nuevos” maravillosos, y bue… ¿y ahora? ¿Para qué venis?

Abogada, especializada en familia. Tikún en libra. Volviendo de Aries. Padre que los abandonó. Vida cotidiana: tribunales. Mundo y vida espiritual bien encaminados. Imposible hablar de ello en su ambiente laboral: nódulos en la tiroide, benignos. No comunica las emociones, aunque habla y habla y habla.

No voy a ver nada seguro…
A ver… si te pidiera que vayas al momento que está naciendo tu hijo, ¿lo podés recordar?
Sí.
¿Lo ves?
Sí.
Ah bueno, entonces ver, podés ver… la pregunta es ¿querés ver?…

Las resistencias del ego se vienen presentando desde la charla del principio. Incluso antes… te acordás aquella que me mando el mail un día antes de venir diciendo que estaba segura que no la iba a poder hipnotizar…

Cada ego opone una resistencia distinta.
Tenemos muchas técnicas para sortear las resistencias. Pero si la persona no quiere… no quiere.
La sesión se puso un poco compleja al principio porque bue… el ego estaba alerta.
Cuando las imágenes empezaron a llegar, cada vez que nos acercábamos a un punto importante, lloraba y perdía la visión de la escena.
Luego dejó entrar la imagen y la disociaba de sí misma… una era la imagen y otra era ella.
Hasta que finalmente, casi al final de la sesión, soltó y comenzó a hablar su Yo Superior directamente.
Es increíble ver cómo se va produciendo el cambio, como el cuerpo se va soltando, como la voz se modifica, el volumen, el tono, la forma de expresarse.
Tuve que repetir todo lo que decía porque hablaba en un tono de voz casi silencioso…. nódulos en la tiroide…

Vamos a las imágenes…
Un hombre… muy muy muy grande vestido de túnica clarita y turbante. Atravesando el desierto, solo con su camello. Llegando a un edificio. Un sacerdote lo recibía en el templo. El sacerdote de cabeza pelada y túnica rojiza. Imágenes muy emocionantes… llanto… pérdida de imagen.
Nos movemos a un día importante.
Una ciudad… ese mismo hombre va a saludar a su madre. Se abrazan… imagenes emocionantes, llanto, pérdida de imagen.
Nos movemos a otro escenario.
Volvemos al sacerdote… el hombre es un guerrero, uno de los mejores guerreros pacíficos de ese templo. Lo tienen que enviar a una misión. No quiere, está muy cansado… Emoción… las imagenes continuan… Tiene que ir al Planeta Tierra. A cuidar. A proteger. Imposible intentar entender a cuidar a qué o a quién.
Nos seguimos moviendo y logramos un nivel mayor de profundidad en la conexión.
Empezamos a ver al guerrero, muy fuerte, muy fuerte, separado de la persona, como si por un lado estuviera el guerrero y por otro la persona, como si fueran dos almas diferentes.
Nos metemos en esta idea y pregunto si la persona tiene guía o guardián y si este guerrero es su guía.
Luego de ideas que van y vienen se permite aceptar que la persona y el guerrero son la misma alma.
Que viene a traer al mundo y a cuidar a los niños que le han sido asignados porque son los reconstructores de la Nueva Tierra.
Para eso se caso con su marido. El marido la cuida a ella y ella protege a los niños.
Para eso su padre los abandonó. De esta forma ella se iba a poder hacerse más fuerte.
Para eso trabaja como abogada. No es un guerrero que necesita espada (tikun saliendo de Aries). Su herramienta es la abogacía. Conciliar (tikun en libra) hacer que las familias se abracen y en ese abrazo que ella misma debe dar, traer fuerza. Traer reconciliación.

Yo soy el guerrero…

Y ahí entendí que ya habíamos superado el período de resistencia.

Y no estas loca…

Dijo el guerrero para que, por fin, lo entienda.

Por supuesto que no está loca.
Aunque es difícil vivir en la matrix sin poder hablar de lo que se experimenta fuera de la matrix.
Es difícil, pero alguien tiene que hacer la tarea.

Admiro la gente que tiene la fuerza para comprometerse con su desarrollo espiritual aunque todo alrededor parezca estar perfecto. Son los fundamentos de la reconstrucción de la Nueva Tierra.
No es una tarea fácil… por eso mandaron solo a los mejores.
Apoyo este proceso porque es incómodo, solitario, inútil de explicar porque son pocos los que lo pueden entender. ES algo que SOLO se entiende desde el ALMA.

Así que gracias guerrera hermosa.
Y gracias por los abrazos con que me has bendecido.

Y bue… algo de bueno tiene que tener esta tarea… soy la primera en recibir cada una de las bendiciones de estas semillas estelares mágicas que recuerdan quienes son y lo que han venido a hacer, aún cuando no se lo puedan contar a nadie mas.

Gracias… desde el alma.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>