Expectativas en la regresión

Se que vienen a la regresión con muchas expectativas. Imagino que varios habrán visto el video que colgué en youtube cuando volví de Arkansas luego de mi primera regresión. Se los voy a dejar abajo de todo para los que no lo vieron. Y es de eso de lo que les quiero hablar.

Cuando vamos al colegio estudiamos de manera lineal y explícita o exotérica. Al paso uno siempre siempre siempre le sigue el paso dos.
La escuela de misterios que es la vida nos muestra (porque no nos enseña nada) la tarea a aprender de forma circular e implícita o esotérica.
Y a los humanos nos cuesta entender que hay situaciones que se desenvuelven en diferentes niveles.

Sumado a esto tenemos las limitaciones de nuestra computadora biológica.
¿Qué es esto? Nada más ni nada menos que los cinco sentidos.
Percibimos el mundo no como es sino como estamos condicionados para percibirlo: con cinco sentidos limitados por umbrales de la percepción que son filtros “de seguridad” que vienen seteados en la computadora biológica.
Así es como vemos menos que una mosca y olemos menos que un perro, entre otras cosas.

Gracias al Cielo, en la historia de la humanidad, un día hubo un tal Freud que nos ayudó a entender eso de: “el yo, el ello y el superyo”. Y otro día, bastante contemporáneo hubo un tal Jung que contribuyó con el inconciente colectivo. Un tal Sheldrake que nos habló de los campos morfogenéticos. Un tal Capra que nos habló de la física. Y varios otros de similares características, que nos ayudaron a ver la realidad desde una visión un poquito más amplia.

Sin embargo, ampliar a la visión es una tarea sumamente individual y privada, como ir al baño.

Cuando, por fin, nos enfrentamos al proceso de encontrarnos con nuestro YO SUPERIOR, SC en lo términos de Dolores Cannon, nada es lo que parece…
Mas allá del video que te adjunto al final, me gustaría comentarte un mail que recibí de una persona que hizo el proceso. Como sabés, respeto la privacidad de cada uno. No te voy a decir ni quien ni como ni cuando. Te voy a decir qué y sólo porque entiendo que es util para contribuir a tu propio descubrimiento.

Decía el mail…

Cuando salí de la regresión sentí que no había recibido toda la información.
Había puesto muchas fichas en esto, (imaginate!) y claro, cuando uno pone expectativas, no puede más que desilusionarse.
Sin embargo el otro día cuando leía tu post sobre “Reptiles entre nosotros” y el de “Oscuridad y densidad” y otros, sentí una emoción muy fuerte, una ganas de llorar que no podía reprimir y no sabía bien por qué. Y luego entendí que sí había recibido toda la información. Había ido a buscar información sobre mi misión y sí que me la habían dado..

Así me pasó también.
Cuando salí de la regresión en Arkansas no solo sentía que no me había dado toda la información… Sentí también… entre otras cosas… que miércoles me vine hacer hasta acá para inventarme toda esta historia…” “esto es una locura…” “pero… ¿cómo diablos se supone que voy a hacer eso?…” “ah.. ¿era esto?…” “naaaaaaaaa…
Pero… ya había ido hasta allá… Ahora sólo debía dejar que las fichas encajaran.

Me tomó mucho tiempo entender de que la iba el juego.

Y dejame confesarte que recién ahora le empiezo a tomar el ritmo y el gusto.

No me preguntes ¿cómo llegué hasta acá? porque no tengo la menor idea.

No esperes tener todas las respuestas de manera lineal y conciente en un sólo momento. Todas las respuestas están en tu interior para que puedas crear las preguntas que necesitás para sacar el tema a relucir cuando estés list@ para entenderlo. Ni un minuto antes, ni un minuto después.

Dice también el mail…

Tal vez tenga que desarrollar también la confianza en mi intuición, mi mente quisiera que los mensajes me lleguen “claritos” como si estuviera hablando con otro humano y me dijera “MIrá lo que tenés que hacer es: a, b, c y lo podés lograr de tal o cual manera, etc, etc.” Y claro, no funciona así

Es necesario recordar que siempre se respeta nuestro libre albedrío.
Y que no sería un test si conocierás las respuestas le dijeron “ELLOS” mil veces a Dolores Cannon.
El ego quiere y necesita que todo sea lineal.
El alma no se mete en el libre albedrío.
¿Y vos?
Y vos… quienquiera que sea ese VOS sigue jugando el juego.

Bienvenido al club.
Gracias por animarte a jugar este juego.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>