Esparce el Virus

La vida te da sorpresas.
Mucha de las personas que vienen a la sesión luego de conocerlas le digo al Universo: ¡Me la quedo! Vienen seres humanos geniales en todas sus formas. Ayer fue uno de esos días en los cuales, ¡me quedo con las dos! La fuerza y la potencia de esas mujeres me da esperanza en el Proyecto Humano.

Voy a empezar por la de la tarde. Una mujer de 32 años que me hizo acordar a mi en toda su charla. Padre Sol en Piscis, a veces casi lo mismo que padre Sol en Virgo. Una historia de vida compleja hasta los 17 años, momento en el cual parece que pasó todo junto en su vida.
Cambios de colegios, mudanzas de casas y de ciudades, madre de su madre, muy buena alumna, con ganas de prolongar su infancia indefinidamente, o su adolescencia. Como yo, diría mi compañero. La joven eterna. Amigos imaginarios, silencios, abusos, como toda la humanidad. Fue echada de su casa por su madre. Yo por mi padre. Escribe, canta y hace música. Su padre decidió llamarla como la mujer de un gran músico de la antigüedad. Y a eso se ha dedicado ella. A pesar de haber realizado una educación formal en otra materia que, por supuesto, nunca utilizó.
Una mujer de mucho éxito medido en términos de difusión de su trabajo y no de dinero. La música es la vibración del Universo. Resonamos y vibramos con la música. Cuando la música se esparce, en ella se mueve la vibración de quien la crea. Y la inspiración también. Como sucede con el agua.

Esta persona estuvo también en el Taller de Medellín. Cuando te hablaba de eso te contaba que no importa la cantidad sino la calidad. Como no importa cuanto dinero consigas sino a quien llegues. Cada una de las vibraciones que se esparcieron en el Taller están hoy desparramadas en la música de esta Creadora. Moviéndose como un virus. Re-evolucionando Colombia… y más también. No tenemos control sobre el destino de nuestras vibraciones. Por eso siempre tenemos que dejar salir lo mejor de nosotros.

Es mezcladora de música. Y es claro como la vida le ha hecho mezclar todo lo acontecido en sus 17 años y armar con eso un coctel mágico de lo que es SER HUMANO… Pero no ese humano con mayúscula sino un ser humano con minúscula que solo quiere volver a casa. Aún cuando mira el Cielo y solo recuerda que Casa está por allá (mirando una zona especifica del Cielo).
La charla transitó la frase típica: me quiero volver. Palabras que escucho en muchos de los que vienen. Yo también me quiero volver muchas veces. Pero también me quiero quedar. Este Planeta es lo mas maravilloso que podemos encontrar en millones de años luz de distancia. Y esto también nos dijeron.

Empezó la sesión y se fue moviendo fácilmente. El nuevo método es maravilloso para lograr la conexión. Tengo muchas cosas para decirte sobre ese tema, pero no las voy a decir acá.
Comenzó viéndose en una superficie lisa como si fuera mármol. Ella era un ser, sin sexo, alto, delgado de piel blanca. Cuatros dedos en la mano. Ojos de color azul (es de cabello y ojos oscuros en esta realidad, y bastante delgada y alta), con cabello largo blanco o plateado. Con nariz pequeña pegada a la cara pero sin orejas. UPS… esa parte produce rara sensación cuando se dan cuenta. Comunicación telepática, obviamente.
Se vio en un planeta de mucha vegetación. Le llamaba la atención los colores. Sabía que había seres pero no podía verlos. Y animales pero solo muy pequeños. Estaba observando. La habían mandado ahí a observar.

Me causó gracia un recuerdo del taller. Una de la tareas que hacemos en el taller es intentar reconocer quienes somos y cual es nuestra misión en este plano. Hago una lista de misiones de acuerdo a las que he venido recolectando de las sesiones. En este taller deliberadamente evité mencionar la misión observador. No me preguntes por qué pero fui muy conciente del hecho de evitar esa palabra. Y eso es lo que esta persona es. Un OBSERVADOR. La misión del observador es juntar información y enviarla luego a su lugar de origen.

Establecimos contacto con los que la enviaron y a partir de ese momento la comunicación comenzó a ser muy fluida. De ese lugar fue enviada al espacio en el cual sentía que flotaba sin dirección, no como perdida, sino como preparación. La hacen flotar como medio para llegar a donde tiene que ir. La estaban preparando para su próxima misión: el Planeta Tierra. Vino también a observar. Vino con otros, como muchos, pero no se reconocen concientemente en este plano. Observa y envía información con su mente.

Amo hacer esta tarea. En el medio de lo que van contando se me da la posibilidad de “ver” también las imágenes. Cada sesión es una aventura en medio de experiencias mágicas y maravillosas que cambian mi forma de experimentar esta realidad.

Eligió a esa mama porque esa mamá necesitaba ayuda. Pero su ayuda ya ha sido cumplida. Es la primera vez que escucho esta elección. El papá no fue su elección. Fue impuesto porque él le iba a permitir observar lo que necesita observar. Pero esta “observación” aún no ha sido terminada. Es decir que queda trabajo por cumplir con ese padre. No vino a tener hijos, pero si quiere puede tenerlos.
Es su primera vida observando en este planeta. A veces le gusta y a veces no le gusta y otras veces se pregunta por qué la enviaron acá y quisiera no haber sido ella. Este pensamiento la verdad es que no conduce a ningún lado. Lo mejor es disfrutar ya que estamos en el baile, como siempre digo.
Además de observar vino a ayudar. Por eso es comunicadora. Tiene que dejar de pensar que no quiere estar acá para poder hacerlo bien. Hicimos algunas preguntas e intenté conducir la situación hacia una idea que yo tenía. Pero en todo momento me sacaron de esa situación y me aclararon que no hay nada pre-establecido. Tiene el libre albedrío de conducirse hacia donde quiera. Esto prueba que NO SE PUEDE CONDUCIR LA SESIÓN. Y no es la primera vez en la cual me encuentro con esta situación.
Pregunté por qué eligió nacer en Colombia y la respuesta fue contundente. Nació en Colombia porque “no todo está hecho”. Es curioso porque esta es la frase que siempre digo cuando hablo de lo que me gusta de haber nacido en Argentina. Sin embargo no es la respuesta que me he dado a mi misma cuando me pregunté por qué nací en Argentina.

Según parece la música que hace la persona es bastante conocida. Soy bien Dorys y a veces llegan a la sesión personas que tienen programa en la tele y me tienen que decir quienes son en la 3D porque no tengo la menor idea. Este es uno de esos casos. Sin embargo cuando pregunté si hay algo que tenga que cambiar en su música le dijeron que sí, que la tiene que hacer llegar a mas personas. ¡Guau! A mas personas… Para que cumpla el objetivo con el cual la hace: mover el corazón. Sacudir. En la música que hace hay partículas que le permiten observar. Esa música es una extensión de la misión que vino a hacer, por eso hay que expandirla mas y mas.

Y eso ¿lo podés hacer fácilmente? – pregunté.
No fácilmente porque si lo hago fácil no aprendo –

¡Comete esa mandarina!
Pregunté por el cuerpo… – Está bien… solo que es humano. – dijeron. Y le dieron un poco mas de potencia. Mejoraron la transmisión y sintió algún molestar en la cabeza. Pregunté por la tiroide y la garganta, cuando pierde la conexión siente que la olvidaron acá. Me hizo acordar a aquella frase escrita por una nena de 9 años a su mama…

a veces me siento

También me quedé pensando en el tema de la observación. Durante la sesión la estaban observando pero dice que hay momentos de la vida humana de la persona en la cual cierran la observación ¡Menos mal! No me quiero imaginar que me observan en algunos momentos íntimos.

¿Cómo podrías mantener la comunicación permanentemente? Siempre está ahí. Solo tengo que pedirlo.
Tuvimos un intercambio de ideas respecto de la medicación para la tiroide. Ellos quieren que deje la medicación pero como no saben el efecto que puede producir en el cuerpo humano le sugieren que hable con el médico para ver que solución pueden encontrar.
Pregunté por los mensajes. Dice que siempre le están mandando mensajes pero que no siempre los escucha. Lo que tiene que hacer es no tener miedo y aceptar de una buena vez quien es y lo que ha venido a hacer a este planeta.
No lo he aceptado del todo. Cuando estoy en la Tierra no lo acepto. Si acepto que no soy humana del todo, no aprendo. – dice.
Y si… ese es el jueguito perverso – , digo. Y la persona dice que cuando digo perverso, ellos se ríen…

Al final intentamos descubrir un poquito mas de donde viene… Dicen que ya debería saberlo y comienzan a mostrarle imágenes. Es blanco, y bien limpio. Hay construcciones pero no como las de la Tierra. Son delicadas, de un material duro parecido al mármol pero es delgado. Vive con ellos. Hay varones y mujeres pero también andróginos. Se ve que cuando empieza el proceso no tienen sexo definido. Se va definiendo luego con la evolución. No se dedicaba a nada cuando estaba allá porque era joven. Se decidió a ir a observar, pero hay muchas cosas que no le gustan y otras que no entiende. Es difícil ser humano y sentir como humano y solo observar.
Otra vez la frase: observar sin intervenir.

De niña tuvo esa vida porque tenía que saber lo que se siente ser humano. En su mundo NO DUELE la vida… En el Planeta Tierra si. Vino a observar y cuando vuelva con toda esa información no es como que ya creció porque en ese lugar los años son distintos. No tiene mamá y papá en ese mundo, o no lo recuerda, cree que no. Es como una gran familia, tienen conciencia colectiva y conciencia individual. Se convive pero no se interfiere. No se siente como un lugar físico. Pero sabe donde está porque cuando mira el Cielo en el Planeta Tierra sabe donde está. Se siente tranquilo cuando se comunican…

Y me dejaron un mensaje, ya que se vinieron hasta acá… tienes que seguir haciendo lo que estas haciendo. Tu sabes tu tarea y no tiene nada que ver con ellos. Ellos no tienen nada que ver con tu objetivo y tu misión porque son de otro lado… ¡Es así tal cual! Gracias…

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>