El tiempo… la causa de la causa

Hay algunos temas que sistemáticamente surgen en las charlas previas a las regresiones.
Uno que me fascina tiene que ver con el tiempo.
Tendemos a pensar en el tiempo como algo lineal.
Uno esta primero que dos y un acontecimiento que ocurrió antes es la causa de uno que ocurre después.
Así se piensa…

¿Qué fue primero el huevo o la gallina?

Cuando escucho esas reflexiones me gusta usar el ejemplo de Molder y los Expedientes X.
La psicología y todo el FBI en esa serie tienen una explicación convencional a por qué Molder desarticuló todo el FBI para que comenzara a observar el fenómeno OVNI… su hermana fue abducida cuando eran pequeños.

La típica justificación convencional.
La hermana fue abducida y produjo una frustración o alguna cosa psicológica o psiquiátrica en Molder, enloqueció y anda buscando a su hermana por ahí…

Como la película de Madonna… busando desesperadamente a Susan….

Y ahí nos quedamos. Encontramos la explicación que nos da la ciencia y ahí armamos nuestra zona de confort.
Pero hay un lugar mas arriba, mas arriba, mas arriba… desde el cual se puede tener otra visión.

El tiempo no es lineal. De hecho ni siquiera existe.
Es una ilusión muy persistente de este mundo de 3D.
De hecho crea la cuarta dimensión… el tiempo.

En la regresión de ayer la persona al mismo tiempo que contaba su historia, contaba otra historia. Profetizaba para mí la historia de este tiempo. Digo para mí porque ella misma no podía entender lo que estaba contando. Ya te voy a hablar de esa sesión.
“Ellos” me hablaban a mi de los acontecimientos. Mientras la persona estaba teniendo su sesión yo misma estaba teniendo una sesión con ELLOS en la cual me contaban una historia.

¿Tiempo?
¿Qué tiempo?
Multidimensional…

El hecho es que la historia de Molder me gusta verla al revés.
Alguien decidió que era una buena idea abducir a la hermana de Molder porque esto lo iba a empujar a revolucionar el FBI. Y así fue…

La causa de la causa.
ELLOS son la causa de la causa.

Ayer en una sesión de practitioner, cuando alguien les agradeció su presencia ELLOS dijeron que Ellos nos agradecían a nosotros por “aventarnos” (no dijeron aventarnos pero me gusta esa palabra mexicana) a la experimentación. Sin nosotros Ellos no podrían estar experimentando esta dimensión.

En esta sesión contaron algo acerca de la ciudad de New York.
Y mientras profetizaban me dije…
UPS voy a New York en septiembre. Hace años que no piso la ciudad. Solo pasé por ella el año pasado cuando fui a Monroe pero no pisé la ciudad. Este septiembre tengo 12 horas libres y decidí pisar la ciudad. Justo ahora…
Eso me dije en la sesión de la persona que profetizaba al mismo tiempo que tenía su sesión.

En la sesión con los compañeros a la noche la respuesta fue clarísima…

La causa de la causa… y ¿por qué crees que vas a New York…?

Zapatero a tus zapatos…
Limpiadora a tu escoba…

Graciasssssssssssssssssss

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>