El segundo cerebro

Nada es lo que parece en este mundo de tres dimensiones. Pensamos que estamos separados unos de los otros. O que sólo existe lo que vemos. O lo que proyecta el hemisferio izquierdo de nuestro cerebro. El cuerpo es un mecanismo que todavía no hemos logrado entender al 100%. Y al no terminar de entenderlo todavía no podemos darnos cuenta de qué es capaz. Voy a contarte una experiencia personal que me ocurrió en una regresión.
Ocurrió en Tijuana. Practicamente no me quedan recuerdos luego de las sesiones. Es decir, la persona atraviesa la puerta de salida y parece que un manto del olvido se cierne sobre mi mente. Con el tiempo puedo ir recordando eventos, pero no logro asociar los eventos con las personas. Sin embargo, de esta sesión tengo recuerdos muy vívidos. El Yo Superior de la persona hablaba con mucha firmeza y claridad. Lo que decía era sumamente ilustrativo. Hasta me animé a preguntarle por qué había padecido lo que había padecido cuando llegué a Tijuana.
Luego de las explicaciones del caso me aclaró algo más.

Muchas personas están atoradas en sus malestares físicos y esto es un estorbo.
Hay información que ya existe en literatura escrita. El sistema gastrointestinal es llamado por algunos científicos como el segundo cerebro. De ahí parte la importancia de si estas viviendo una experiencia física cuidar todo lo que introduces a tu cuerpo ya que esto te restará la habilidad de expandir tu conciencia.
¿Que pasa con las energías que introducimos?
Todo es energía. Sólo que los humanos están introduciendo densidad a través de sus alimentos. La vida de un ser humano se revoluciona a partir de que empieza a introducir luz a través de los alimentos. Todos los alimentos cultivados de una forma respetuosa dejan su aporte de energía en nuestro cuerpo. Si los humanos dejan pasar esto por alto, esto seguirá siendo un estorbo para su desarrollo.
Entonces ¿la conexión comienza en la alimentación?
No, empieza por cualquier medio del cual estes obteniendo tu energía. Algunos humanos han desarrollado esa conexión, han abierto el canal para prescindir del alimento físico. Pero muchos otros necesitan conexión energética y la obtienen a través de alimentos vivos. No ingeniería genética, no químicos. Eso es denso. Muy Denso. Y lejos de sumar, resta.
Muchas personas están confundidas en esta nueva era. Hay personas radicales que piensan que solo un punto es importante. En los humanos hay muchas corrientes de la nueva era que creen que la espiritualidad es lo único y lo más importante. Esas personas deben entender, comprender, asimilar, que estamos teniendo una experiencia física y no pueden seguir dejando en último lugar la energía densa que están introduciendo a sus cuerpos. Somos energía y algunas personas y algunas personas minimizan al tomar la vida en un ser para alimentarse. No puede estar hablando de espiritualidad si estas introduciendo densidad. Ella ha llegado a comprender que todo es importante. La salud la comprende el cuerpo físico, el cuerpo emocional, el mental y el espiritual. Todo tiene que estar en balance para que haya lo que llaman salud.
El segundo cerebro es una clave muy importante porque ahí radica la mayor parte de patologías del cuerpo humano.
Cuando llegué a Tijuana mi segundo cerebro tuvo un dolor increíble ¿Por qué fue?
Tu segundo cerebro libera el 90% de un neurotransmisor llamado serotonina. Es por eso que cuando uno está en un estado de, llámese, dolor, estres, las emociones del ser humano se viven o parten primero desde ahi. Por eso cuando estás nervioso sientes náuseas. La serotonina es la hormona del bienestar y aunque muchos psiquiatras sostengan que se produce en el cerebro craneal, se produce en tu segundo cerebro. Tienes que … una sugerencia es fortalecer tu flora intestinal, eso va a aminorar grandemente esas molestias.
Lo asocié con la energía diferente de Tijuana, ¿fue por esto?
Sí. Esa energía recala con síntomas físicos. Sin embargo, si apoyas a tu flora intestinal los vas a superar en gran manera.

Pasó el tiempo. Volví a tener esas limpiezas intestinales. Pero nunca, nunca, nunca volví a tener dolor.
El dolor era característico de esos procesos. Una pelota en el plexo solar y un dolor terrible.
No tengo más ese dolor. No he requerido de inyecciones antes ese evento, como me pasaba antes.
Y me resultó tan relevante que necesité contarlo.

En el proceso de conexión no todas las personas logran contacto con su Yo Superior con la misma claridad. Algunas no lograr separarse de MR. STUPID, como le dice Dolores al hemisferio izquierdo. Con el tiempo, los facilitadores aprendemos a distinguir cuando es ego y cuando es conexión. Sin embargo, cuando veo estas confirmaciones en efectos de la vida concreta, no dejo de maravillarme del proceso. Y sirve, también, como confirmación para mi propio hemisferio izquierdo de Contadora que lucha por sembrar la duda en mi ser.

Mucho es lo que nos falta entender de esta vida.
Es la certeza la que nos va a permitir lograr nuestra misión.
La duda es el contrincante.
El discernimiento es el aliado.

Gracias por aventurarse en el mundo de los desconocido.

texto

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>