El Método en Lima – Perú

Con el tiempo me voy olvidando de todo lo que va sucediendo. Por eso me gusta escribir durante la experiencia.
Veré que puedo recordar entre tanta aventura.
El Método Lima fue pensado en conjunto con Colombia.

Entre Perú y yo hay algo raro. La primera vez que pisé Lima no salí del aeropuerto. Estuve 6 horas haciendo escala cuando volvía de Noruega… Hay que hacer escala en Lima viniendo de Noruega no?
La segunda vez si pisé Lima. Fue el viaje del año 2014 cuando las tres Clau (llaves) hicimos la apertura de una puerta dimensional en la plaza de Lima. En esa oportunidad fui a hacer sesiones de conexión con el método Dolores Cannon.
La tercera fue otra vez en el aeropuerto cuando fui a Colombia. Ir de Argentina a Colombia implica pasar por Lima en escala.
Lo extraño es que luego de esa vez empezaron a pasar en una radio clandestina de Lima mis programas de radio. Me acuerdo que una vez una chica me mandó un mail contándome que iba en un transporte público y de repente me escuchó a mi hablando en la radio. Eso si que es definitivamente raro.
La cuarta vez fui a llevar El Método.

Como siempre, no tengo la menor idea cuanta gente va a haber ni donde voy a estar, hasta que estoy ahí. El Universo lo organiza todo de manera perfecta. Esta vez hubo oportunidad de hacer un taller de conexión grupal, la capacitación de El Método y la presentación del libro Semillas Estelares.
Esta vez casi no llego. La noche anterior a tomar el avión de pronto empecé con un dolor de estómago que me dejó haciendo limpieza toda la noche. Lo raro fue que el vecino estaba igual y mucha gente me comentó que esa noche también pasó por esa experiencia.
Cuando era la hora de tomar el avión no podía moverme. Fui igual al aeropuerto, pensé que podría cambiar el vuelo para el día siguiente. Pero no. Tuve que viajar ese día. Dormí las cinco horas que duró el vuelo. Llegué a las 844 de la mañana. Me esperaban a la noche asi que no había nadie en el aeropuerto. Justo era un día de paro de transporte en El Callao asi que lo único que pudieron hacer es conseguirme un taxi que parecía que estaba listo para mí.
El taxi me llevó por San Martín de Porrés. Un lugar que no había conocido en mi estadía anterior. Pero también por la Plaza de Lima. Llegué a la casa de la clau, donde me hospedaría hasta ir a la playa. Dormí 24 horas seguidas.
Al día siguiente hicimos la conexión.
Ya te conté esa parte en otro post.
Indudablemente seguimos trabajando la energía de Lima. Pero cada vez se hacía mas fuerte la historia.

Al día siguiente hice la primera sesión de conexión. La única que tenía previsto hacer ahí. Hay facilitadoras preparadas, pueden hacer las sesiones con ellas. Me pareció mas completo una conexión grupal y dejar facilitadoras para expandir la posibilidad de lograr una sesión. Siempre digo que no soy yo lo importante, es la conexión con ustedes mismos.
Fue una sesión encantadora. Luego te la cuento.

De ahí partimos a la playa de Arica y ahí empezó la aventura de El Método.
Cuando venía de Argentina había solo 3 anotados. Terminaron siendo 10. Eran mas. Pero las personas por una u otra razón se encuentran enfrentados a su ego antes de llegar. Ese ego se manifiesta como miedo o como duda. Pero siempre llega el que tiene que llegar. Esta herramienta es una herramienta de desarrollo personal primero y de facilitación de conexión despues. El que está listo, ahí está.
Fueron 3 días mágicos.
En otro post te cuento las conexiones que hicimos.

Cuando salí de Perú rumbo a Colombia, en el aeropuerto me encontré con el vecino. Todo el viaje de tuve un dolor de espalda en medio de los homóplatos que solo se soltó al dia siguiente. No entendí de donde venía ese dolor hasta que recordé esta conexión.
Los hilos conductores son maravillosos y la limpieza es perfecta.
Todo El Método Lima Perú trató de un mismo tema.
EL PLAN.
Por ahora no se nos permite dar detalles del plan. Digo no se nos permite porque cuando preguntamos qué es EL PLAN nos dicen que cuando sea el momento tendremos la información. Por ahora tenemos que saber que estamos donde tenemos que estar haciendo lo que tenemos que hacer.
Con eso, alcanza y sobra.
Pero voy a contarte algo de lo que sabemos en otro post. Los niños constructores.

Hay una cosas sumamente interesante también. Cada uno de los lugares en los que estuve en Lima habían sido visitados antes por un grupo de facilitadores de la primera capacitación en Argentina. Dejaron la energía limpia para que pueda llegar. Imaginate si aunque hicieron esa limpieza dormí 24 horas seguidas, como hubiera sido si no hubieran pasado ellas primero. Recuerdo que el año pasado no solo limpie físicamente sino que tuve que tomarme una pastilla cada día que estuve en Lima. Es una energía muy compleja la de Lima.

Ahora que me doy cuenta. Estuve en Lima con una de las clau del viaje del año pasado. Pero estuve en Armenia Colombia con la otra de las clau. Indudablemente este viaje completo fue la continuación de aquel viaje.
Indudablemente, estamos donde tenemos que estar.

Bienvenidos a una nueva dimensión del SER.
Gracias por permitirselo.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>