El Método Barcelona 2016

Es interesante como van sucediendo las cosas. La mayoría de las veces me doy cuenta del armado de la historia una vez que los acontecimientos se han desenvuelto.

Al parecer funciono con una especie de patrón que se cumple aunque no me de cuenta y que busca mostrarse una vez que ya ha generado la energía.

La primera capacitación de EL METODO fue en abril del 2015.

La última capacitación acaba de ser ahora, en Barcelona, es la número 10, un fractal de la número 1. También en abril. Un año mas tarde.

Si esto es así, esta capacitación es un fractal de la anterior, muchas de las cosas que ocurrieron en esta tienen que ver con lo que ocurrieron en la otra.

Vengo en avión analizando la idea.

Dicho sea de paso, estoy en este vuelo a Miami también por un patrón. Pero esa es otra historia.

El taller de abril del 2015 era el primero. No sabía lo que iba a suceder. Pero ahí estabamos.

En este taller algo parecido nos movió. Era el primero de Europa, el primero de Barcelona, el primero en el que me iba a dar cuenta que la cosa cambió totalmente.

La primera vez que usé EL MÉTODO fue en Barcelona en octubre del 2014. Ya te conté en el libro Semillas Estelares como fue que el método de conexión que uso salió a la luz sin que me diera cuenta en este momento.

Pero una vez que salió, ahí quedó… empezó a moverse, a crecer, a identificarse, hasta convertirse en lo que hoy es, la conexión cuántica. Un sistema diferente a lo que originó mi trabajo en este tema, las regresiones a vidas pasadas.

Lo de este taller es totalmente nuevo. Al igual que el anterior, tampoco sabía lo que iba a suceder. Gente de diferentes partes del mundo, Brasil, Argentina, España, Italia reunidas con una misma misión. Todas mujeres mas dos hombres.

Desde que desarrollamos el método online hacemos los talleres presenciales tomando el teórico online y haciendo la práctica presencial. Esto nos da la posibilidad de profundizar mucho mas en la capacitación haciendo que lo práctico individual y grupal sean lo importante de la capacitación.

Siempre empezamos los talleres con una conexión cuántica en la cual algún facilitador me acompañe en el proceso de ingreso al mundo cuántico para que desde el primer momento sepamos de qué se trata. Esta vez me facilitó Patricia Frick que es quien está en España y vino al primer taller de capacitación.

Fue raro y divertido.

Mostraron que lo que estoy haciendo es AJUSTANDO EL TIEMPO… Si, de eso se trata el trabajo. En ese momento no había entendido la idea que se estaba mostrando. Pero con la última conexión lo entendí.

Te cuento la historia completa en otro post.

Este taller se hizo en Abril del 2016. Un año exacto mas tarde que el primer taller, un fractal.

Y como buen fractal, no solo se hizo en la misma fecha, en una décima superior, sino que también fue totalmente nueva la temática.

Siempre decimos, como norma, que no filmamos lo que sucede porque no es un espectáculo. Y no lo es. Aunque te juro que este último taller fue lo mas parecido a una película de Hollywood que te puedas imaginar. Te lo cuento en otro post.

La historia comenzó con la sesión Ajuste del Tiempo. Al día siguiente hicimos la conexión de dos personas que no habían tenido su conexión antes del taller. Retención y Reconocimiento fueron los temas de este día. La información que vamos reteniendo en nosotros hasta que estamos listos. Y el reconocimiento de quienes somos y qué estamos haciendo acá.

El tercer día fue de trabajo grupal.

Armamos cuatro grupos y cada uno trabajó en equipo con un facilitador del primer grupo. Si, habíamos 5 facilitadores de los primeros esta vez. Una se vio especialmente de Costa Rica para acompañar el proceso.

Todo lo que vimos fue muy interesante y revelador. Pero lo mas espectacular, de espectáculo, ocurrió al final de la capacitación.

Guille ya se había ido porque volvía en otro vuelo. La brasilera también. Quedaba repetir una última conexión que había sido algo silenciosa en el trabajo en grupo. Esa me tocaba a mí.

Te la cuento en otro post.

La idea de este último día fue trabajar un concepto que me viene dando vuelta en la cabeza hace tiempo. Intervenir o no intervenir. Es algo así como SER o no SER… y de verdad que es un dilema para mi.

Mi alma no es intervencionista y tengo claras pautas internas relacionadas con la no intervención en temas espirituales. Pero se ve que el universo tiene otros planes que hizo saber y puso de manifiesto en esta capacitación, como lo hizo aquella vez en Barcelona cuando en la conexión estaba comenzando a crear una nueva forma de trabajar sin darme cuenta.

También te lo cuento en otro post.

Me gusta poner la idea principal en uno y contar las derivaciones (que son abundantes) en otro lugar.

Llegamos a Barcelona luego de un largo viaje. Vinimos via New York y volvemos via Miami. Nos quedamos 12 horas esperando el avión en NYC sin salir del aeropuerto. A la vuelta nos hicimos lio con el horario y casi no alcanzamos el avión de vuelta. Pero así es la historia con el tiempo. Requiere de algunos ajustes y se ve que esos son los que estamos haciendo.

Cuando pensaba en esta historia de Barcelona me acordaba de aquella vez en octubre del 2014 cuando vine por primera vez y recordaba que también tuve que correr el tren para Madrid porque casi lo pierdo. El tiempo tiene otra significación en esta ciudad para mí.

Ah, me olvidaba…. tampoco pude ir a conocer la Sagrada Familia de Gaudí.

Tengo que volver a Barcelona, indudablemente.

Fueron once bellas personas las que se convirtieron en facilitadoras. Con la que hizo el grupo 9 en Buenos Aires, que es de Santander, ya hay 12 facilitadoras viviendo en España. Todo un mensaje.

También, tuve la oportunidad de encontrarme con Fabio Complejo y me aproveché de él para hacerle una entrevista que está en mi canal de Youtube. Siempre es un gusto abrazarme con Fabio. Esta vez me cuenta en exclusiva la historia de su vida como nunca antes la contó en sus 33 años.

Gracias por coincidir…

Ahora que me acuerdo, la segunda noche mientras dormía escuché una voz de hombre con lenguaje español, de España que me llamó: Claudia…. y me desperté sobresaltada (lo escuché claramente, no estaba dormida) y no había nadie en la habitación. Me acordé de Gabriela y dije: Sí, decime… pero nadie me contestó.

Se ve que EL LLAMADO estaba comenzando.

Aunque la idea es, al parecer, ir ajustando el tiempo… porque algo nuevo se está gestando.

Bienvenidos.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>