El alma no la habita

Cada regresión es una puerta que se abre. Nunca sabemos con qué nos vamos a encontrar. Es cierto que muchos llegan con la expectativa de ¿seré ET? Sin embargo, hay que tener en cuenta que mucha de la información que nos brinda es simbólica o es un imprint. Con lo cual no siempre lo que se obtiene es literal. Pero siempre es lo que necesitamos para ese momento en nuestro proceso de evolución.

La sesión de la que voy a hablarte es la de una persona mayor de 60 años. Su carta astrológica muestra Sol en casa 12, en conjunción con Mercurio y Venus. Si, ya se… te preguntarás ¿y… qué quiere decir eso?
Para mi la astrología es un mundo simbólico que permite entender parte del contenido con el que hemos llegado a este mundo. En algún punto marca también la misión (aunque con el tiempo he descubierto que la forma en la cual se encara este punto es muy literal y no incluye en concepto de semillas estelares) y los restrictores con los que vamos a encontrarnos en nuestra vida.
Mas allá de eso, define tendencia y es una herramienta que permite vislumbrar la energía de la persona que se presenta a la sesión. Es un punto de partida.

La configuración de este Sol hace que el individuo no reconozca quien es y que en muchos casos vaya viviendo sin reconocer su luz. Sumado a esto, en la casa doce habita escorpio (sol en escorpio en casa XII) lo cual hace que la persona desarrolle mecanismos de control muy profundos para no perderse en la inmensidad de piscis, regente de la casa XII. Paradójicamente el nodo lunar de esta persona esta en Piscis.
Si el sol en casa XII hace que no se reconozca como ser, imaginate lo que hace Venus en esa posición y Mercurio…
¿Qué quiere decir todo esto?
Su propósito le esta pidiendo que deje de controlar lo que no se puede controlar, que se manifieste con toda la luz que tiene escondida y que cumpla la misión social que ha venido a cumplir. Misión de la cual no tiene la menor idea, pero si los dones y habilidades (toda su vida ha sido una exposición clara – para mi que lo veo de afuera – de todas las habilidades que le han sido dadas para la tarea).
Así nos sumergimos en la sesión.

Las imágenes que le mostraron a la persona fueron las de ella misma siendo mujer habitando un monasterio de clausura (solo de mujeres), viviendo en medio de muchas mujeres aisladas de la sociedad rezando varias veces al día. Fuera de los rezos su tarea era la cocina del monasterio. Una vida monótona, rutinaria, excluida de la vida profana.
Su vida cotidiana estaba planificada de manera rígida y estructurada. No había espacio para desajustes, todo estaba organizado… Hasta los horarios de rezos, las formas, las palabras a decir… ¿Había alguien ahí? ¡No! Todo era un ritual repetitivo. Incluyendo los votos de castidad, de pobreza y de obediencia que les eran requeridos al ingresar.
Fue entregada a ese monasterio por una persona a la cual no reconocía ni como madre ni como padre.
Y así transcurrió su vida.

Luego de esta experiencia (la cual cuadraba perfecto con muchos acontecimientos de vida actual) dejamos el ingreso de su Yo Superior. Quien explicó por qué estaba experimentando su vida de la forma en la cual lo hacía y en que necesitaba focalizar en esta vida para dejar a su alma que la habite.

Cuando la carta natal expresa nodo lunar Piscis quiere decir que el otro nodo (interpretado por algunos como la vida pasada) está en Virgo. Ningún signo del zodíaco es más ritualístico y concentrado en los pequeños acontecimientos formales. De ahí es de donde viene. Monasterio de clausura. Y a Piscis es hacia donde tiene que ir, un océano de infinitas posibilidades donde todo está conectado con todo naturalmente.
Para ello tiene que dejar salir a su Sol, dejar que su alma la habite.

Cuando nacemos, los primeros años de nuestra vida se concentran en desarrollar nuestra personalidad (ego) y responder al ritual de socialización de la cultura en la cual estamos inmersos. El desarrollo está puesto en “encajar” mi personalidad al mundo que me rodea.
Si no toma nuestro ser el ego activo o el ego pasivo, podemos seguir desarrollándonos hasta conectar con nuestra alma y soltar el “encajar” sustituyéndolo por el “ser” la mejor versión de mi mism@.
Lograr SER esa versión es dejar que el ALMA nos habite en todo su esplendor.
Y esa es la tarea que hemos venido a hacer… traer la LUZ que cada uno de nosotros en forma única e irrepetible canaliza a esta Tierra.

Nadie dijo que iba a ser fácil, ya lo sabemos.
Pero tenemos las herramientas para hacerlo.
Manos a la obra entonces.

Mucha de la gente que viene a la sesión trae la pregunta:
¿debo cambiar de trabajo?

Mucha gente está en este plano desarrollando tareas (trabajos) de supervivencia.

porque necesito dinero para vivir
porque no se qué otra cosa hacer
porque no tengo estudios
porque no tengo la edad
porque no se hacer otra cosa
porque no puedo
porque nadie me ayuda
porque… X o Y o Z…

Sólo excusas y justificaciones.

Podemos hacer algo mucho mas valioso que sostener la SUPERVIVENCIA DEL EGO.

Podemos dejar que EL ALMA NOS HABITE y aventurarnos a lo desconocido…

Solo lo mágico va a resultar.

Gracias por venir!!!!
Si estás acá es porque hay un propósito para tu existencia.
No te conformes con menos que lo máximo.

Gracias Patricia Cattarozzi por prestarme tu diseño de imagen.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>