Ego artificial

Hace tiempo llevo en mente el tema de los “psiquiátricos” y la medicación.
No creo en las enfermedades de ningún tipo. No creo en las enfermedades mentales tampoco.
Mucho menos todavía.
Pero si he visto que hay personas un poquito … “diferentes”… muchas de ellas poseídas por otra energía. Pero no es muy diferente del que anda atontado por el consumo de “tranquilizantes” para dormir. O el que anda poseído por el ansiolítico. O el que anda “sin dolor” por el analgésico.

La realidad es que por diversas razones se ensucia o se rompe nuestra envoltura energética y eso permite el ingreso de otras energías que actúan como ego sustituto.
Las diversas razones pueden ser internas (nuestro pensamiento, palabra y/o obra). O externas (las energías de terceros vivos o muertos de cualquier dimensión. Sí. No existen, pero que las hay, las hay.)
Cuando esa capa se rompe y esas energías entra, ya requerimos algún externo que nos ayude, seguramente. Primero porque no nos damos cuenta que estamos “sustituidos”. Segundo, si nos damos cuenta no podemos sacar una energía desde el mismo nivel energético en el cual esa energía actúa.
El problema es que, muchas veces, recurrimos a esas energías… V O L U N T A R I A M E N T E.

Esas energías pueden ser divididas en ego (activo pasivo o invisible). Ya hablé de esto en mi video EGOLUZSION.
Y en EGO ARTIFICIAL.
No me había dado cuenta de esa división hasta que en la conexión de ayer lo mencionaron.

¿Qué es el ego artificial?
Es un ego implantado desde afuera.
Un ego proveniente de una posesión energética por energías o sustancias (que también son energías).
Todos los adictos son poseídos de un ego artificial.
Quien toma un medicamento es poseído por un ego artificial.
Quien está en una secta participa de un implante de ego artificial.
Al igual que quien adopta una religión… Cualquiera sea.
Ese dogma, o esa sustancia (todo es energía al fin y al cabo) actúa como un ego artificial que se suma al ego ordinario.
Podemos llegar a cometer cualquier tipo de atrocidades en nombre de ese ego artificial, el cual ni siquiera nos damos cuenta que nos posee.
Emoción violenta, no estaba en uso de sus facultades, termina en un psiquiátrico por se inimputable.
Y si… hecha la ley, hecha la trampa.

Hace un tiempito escribí un artículo que denominé Poseídos por el ego.
Hasta ese momento no había descubierto la división del ego.
Recién ayer lo mencionaron.
No voy a meterme en el ego artificial producto de creencias personales. El que lo crea lo descrea. Creer es crear. Descreer es des – crear.
Mucho trabajo viene haciendo ya la psicología con el tema del ego y sus comportamientos. Es cierto, los viene haciendo desde lo que considera conductas socialmente aceptables. Pero, algo es algo.
Pero si voy a meterme en el ego artificial total, profunda y absolutamente porque no hay nada elaborado hasta ahora.

Estoy viendo un video que cuenta el negocio y el marketing de los farmacos para “enfermedades mentales” INVENTADAS.
Lo que no cuenta ese documental es cómo tratar esas situaciones.
Ni la psiquiatría ni la psicología se refieren al tema. Y cuando lo hace una religión habla de exorcismos de entidades negativas… otra programación mas.

Es hora de hacer lo que hay que hacer.

Para los que quieran seguir investigando la parte social, les dejo la película.
Enfermedades psiquiátricas implantadas por el DSM 5… solo para vender fármacos diseñados.
Luego continuo con el tema que recien comienza.

Y que te cuento del ayahuasca… no… mejor no te cuento… por lo menos no por ahora…

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>