Dios no crea los milagros

LOS CREAMOS NOSOTROS…

Hace un tiempito escribí el libro Conocés el secreto. Ahora podés aplicarlo. Te voy a dejar un capítulo sobre el cual reflexioné hoy a la mañana….

¿Quién hace los milagros?
Dios no crea los milagros.
Los creamos nosotros.
Expresarlo de esta forma puede parecer una herejía. Pero, ¿qué es un milagro?. Es algo que va mas allá de toda lógica o dogma, una herejía básicamente. La lógica es algo en lo cual creemos y por eso tiene valor para nosotros. Basta que algo vaya mas allá de lo que consideramos lógico para que lo cataloguemos como milagro. Pero, ¿que pasaría si corriéramos la cortina de la lógica un poquito mas hacia el otro extremo?. El nivel de milagros seguramente sería más elevado.
Probemos correr un poquito ese velo con el siguiente pensamiento.
Según como nos dijeron y lo creímos, Dios es todopoderoso, como de hecho estamos seguros que Es… Si es tan poderoso, ¿por qué permite que haya guerra, hambre, injusticia, dolor, terremotos, etc., etc., etc.? ¿Es que está sentado allá arriban mirando lo que sucede acá abajo y decide salvar a unos si y a otros no?. ¿Qué método utiliza para tomar la decisión?.
Si esto sucediera de esta forma sería como estar jugando a un juego del cual no conocemos las reglas ni los procedimientos. ¿Puede un Dios todopoderoso mandarnos a un lugar en el cual ni siquiera sabemos de qué se trata? Por supuesto que no. Nos dio las reglas y leyes. ¿Puede un padre todo bondadoso darnos total y absoluta libertad y poder y luego juzgarnos por como hacemos uso de esa libertad y ese poder que nos dio? No creo.
Fuimos creados a imagen y semejanza. Con libre albedrío. Dios no va a darnos la total libertad para luego ponernos límites, o condiciones, o penas por incumplimiento. Nos dio la total libertad y de eso gozamos. Somos nosotros los que ponemos límites, condiciones, penas, culpas, remordimientos. Somos nosotros lo que coartamos nuestra libertad para crear a imagen y semejanza. En definitiva, somos nosotros los herejes.
Nos dio poder y libertad, libre albedrío. Somos nosotros los todopoderosos. ¿Pero que estamos haciendo con ese poder?
Cada vez que usamos nuestro libre albedrío para crear menos que lo máximo estamos limitando ese poder que nos dio. Estamos cometiendo una falta, si, una falta por la que nadie, excepto nosotros mismos, nos va a juzgar.
Siempre me acuerdo de una serie que veía cuando era chica: la mujer biónica. Era una mujer superpoderosa. Tenía poderes biónicos. Sin embargo, algunas veces cuando tenía que saltar de algún lugar muy alto se preguntaba: “¿seré tan biónica?”. Ridículo, aunque está en la condición humana. Había sido creada biónica. Había probado a cada paso su poder. Sabía que era capaz de hacerlo. Ella lo sabía de saber. Pero, pide y recibirás. Caía y se rompía las piernas. A ver. Tenía poder biónico. Era superpoderosa. En sus piernas, su mente seguía siendo “humana”.
Fuimos creados en el día sexto. Junto con los animales. Primero los animales y después el hombre. En esa dualidad podemos movernos. Podemos quedarnos en nuestros instintos más primitivos o crecer hasta lograr revelar el “ser humano” que hay en nosotros.
Es nuestra elección. Es nuestro libre albedrío. Es nuestro poder.
Dios no crea los milagros.
Los creamos nosotros.

Con compañeros del método QHHT de todo el mundo, algunas veces reflexionamos sobre los casos que vamos encontrando.
Compartieron conmigo un caso que te voy a contar. No conozco los nombres de las personas ni su lugar de origen. Pero es un caso parecido a otros casos que también suceden. La mismísima Dolores compartió en uno de sus libros el caso de una mujer que la llamó por teléfono para quejarse porque le había mentido.
Dolores fue muy clara… ¿cómo podía yo mentirle si fue una comunicación entre una parte de Ud. misma y otra parte de Ud misma?.

Así es la gente cuando está apoyada en su zona de confort. Busca culpables afuera para no hacerse cargo de la responsabilidad de construir su propia realidad. Pero, aunque no se de cuenta, la realidad la sigue construyendo con cada pensamiento, con cada queja, con cada irresponsabilidad. Imaginate la realidad que está creando…
¡Si! Justamente, esa realidad de la que se está quejando.

Ok, te cuento el caso.
Una pareja recorrió algunos kilómetros para ir a ver a una practitioner.
La mujer padecía algunas fobias, el hombre no se muy bien qué. Salvo problemas de dinero.
La sesión de la mujer duró 2 horas… dos horas en trance.
La sesión del hombre tuvo una duración algo parecida.
Al terminar la sesión el hombre se quejó de que no pudo obtener las respuestas que estaba buscando. Obvio, decidió no soltar el control y en todo momento se cuestionaba si era verdad lo que estaba pasando o si estaba solo fantaseando. Juegos del ego de los cuales ya hablamos varias veces.
Yo misma tuve varios de esos casos.
Y ya te los fui contando… Cuando no quieren soltar el control… no quieren. Y no hay nada que nadie, ni siquiera Dolores, pueda hacer para liberarlos de la cárcel en la que se han anclado.
Sin embargo, como ya te conté en otras sesiones también, las respuestas no siempre vienen de esa manera. A veces la respuesta es que no hay respuesta. Y la persona, si está abierta puede obtener mucho más de sí misma de la falta de respuesta que de la respuesta concreta. Eso solo si puede y quiere trabajar en su desarrollo personal.
Es siempre más fácil quejarse.
En este caso, claramente su Ser Superior le está diciendo que hasta que no suelte el control del ego… no va a cambiar de realidad.

La practitioner me mandó el audio para que lo escuche.
Estuvo perfectamente conducida la sesión.
El hombre no quiso soltar el control.
Y en este trabajo RESPETAMOS EL LIBRE ALBEDRÍO.

La mujer, luego de dos horas de trance, se levantó mareada y confundida. Signos típicos del trance que duran algunas horas en remitir.
El hombre luego mandó un mail con algunos reclamos.
UPS… Pero no hay centro de atención al cliente que se queja… por algo será que no hay ¿no?

El hombre se quejó de que su mujer fingió las dos horas el trance. Y que todo se lo inventó.
A ver… o yo soy muy racional o hay que estar loco para fingir dos horas un trance.
¿Con qué sentido lo haría?
Muchas veces hablamos del “me lo inventé todo“… ¿Por qué creen esos que dicen que se lo inventaron que la mente selecciona unas cosas para inventar y no otras?
Concientemente si te fueras a inventar una historia… ¿te inventarías algo que te haga llorar? O ¿te inventarías algo que te haga reir y te de felicidad y sensación de estar en control y ser poderoso?
¡Vamos! ¡Por favor!

También dice que ha pasado una semana de la regresión, su mujer no escucha la grabación y sigue con sus dolencias.
Hay una caso contado por la propia tratada Laura Casto, cuyo testimonio está en esta web.
Dice que escuchó la grabación todos los santos días de su vida porque SABÍA que su dolencia se iba a sanar.
Una cuestión de actitud.
Dios no crea los milagros. Un practitioner de QHHT tampoco. Los crea la persona.
¿Leíste el post que dice Sanación sin sesión? La del chico que hizo desaparecer los nódulos de su tiroide aún cuando no hicimos la sesión y nos la pasamos charlando como 3 horas con él y su mamá…

El hombre en cuestión también aclara que su mujer le pidió a sus guías espirituales que le aclaren todo… ¿por qué no le pidió a los guías espirituales que la sanen también? O tal vez se lo pidió y los guías le dijeron: ve y obra tus propios milagros. Eso es NO INTERVENIR. Tampoco se puede culpar a los guías espirituales por no darnos lo que queremos… Pero a una persona si, siempre se le puede endilgar la culpa.
Elige tu propia aventura.
Es una pena que elijas sufrir y busques a quien culpar por tu sufrimiento.
Una pena… que solo tu puedes sanar.

Ahora, nunca nos enteramos lo que pensaba la mujer… porque nunca la dejó hablar. Todo lo que nos llega es filtrado por él mismo, con su perspectiva, con su visión, con su ego.

Esta regresión fue mi esperanza para solucionar todos mis problemas... Ego pasivo.
Y luego se queja del dinero, y demás. Porque siempre se quejan del dinero. El dinero que aportan no es por el análisis de la situación, ni por los resultados, ni por la información que obtienen sobre sí mismos. ESO NO TIENE PRECIO.
El dinero es solo un intercambio energético por la inversión de tiempo.
Los resultados están en sus manos.
Ni siquiera están en las manos de Dios… porque DIOS NO TIENE MANOS.

Luego pega un video de Dolores donde ella dice cómo son las cosas.
Nunca nada es lo que parece y cada persona es un mundo.
Hice mi regresión con Dolores y no se pareció en nada a todo lo que ella cuenta en sus videos.
Hace 2 años me dedico diariamente a “regresar” a personas de todo el mundo de habla hispana. Y nunca, ninguna es igual a la otra. Y nunca, ninguna cumple un parámetro establecido fijo e inamovible. Y nunca, ninguna es mecánica y standard. Y NUNCA espero que lo sean porque no trabajamos en una fábrica de partes de automotor en donde todas las piezas deben cumplir parámetros internacionales.

Nos relacionamos de persona a persona y apoyamos el proceso de conectar con el Ser Superior.
Si quieren conectar, buenísimo….
Y si no quieren… también.

La energía que se mueve en las sesiones es MAGICA.
Si podes recibirla, todo se transforma.
Si no podés recibirla… también es un mensaje.
Es el mensaje de por qué las cosas en tu vida están sucediendo como están sucediendo.

La información está ahí para todos.
El conocimiento también.
Pero ni la información ni el conocimiento nos convierten en HUMANOS.
Es solo experimentar nuestro SER corriendo el EGO, lo único que nos convierte en HUMANOS con mayúsculas.

G R A C I A S
A todos los practitioner que dedican su tiempo, su esfuerzo y su CORAZÓN para apoyar el proceso de los otros.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Un comentario sobre “Dios no crea los milagros

  • el 18 septiembre, 2014 a las 12:26 pm
    Permalink

    Recién fui con una practicioner a hacer mi QHHT, es muy sencillo salir diciendo me lo inventé todo, yo también lo pensé… pero las imágenes que ví están llenas de sentimientos genuinos, sentimientos que yo sabía que tenía “atorados” pero no sabía el porque, como dice Dolores ¿por qué de todas las cosas que te podías inventar, inventaste estas?… si se pudiera elegir la invención sería tan fácil inventarme que yo fui monarca de algo y tuve un imperio … pero no fue así, entiendo que sea difícil de “digerir” en mi caso yo estuve “consiente” todo el tiempo durante la hipnosis, escuche todo durante la sesión, sentí y ví todo, yo creí que me iba a dormir y luego escucharía sólo la grabación, pero no la necesité, en mi proceso también me he dado cuenta que vivimos en una sociedad de culpar o atenernos a otros, en especial en temas de salud, si me enfermo, es otro quien “me cura”, que para eso es médico, no asumimos nuestra propia resposabilidad, en esto creo que es comprensible que para el señor de quien hablas en esta ocasión, no puede salir de un esquema de pensamiento y de un sistema atenido a terceros, en vez de asumir el que hacer para sanarnos, sería tan fácil tomar una pastilla y seguir en nuestra zona de confort sin tener que hacer cambios… pero tenemos muchas herramientas para acompañar el proceso, pero nada nos salva de lo que nos toca hacer como bien dices tú, “cuanto antes, mejor”. Hace unos años me detectaron una “enfermedad” que tenía que hacer cambios radicales en mi vida cotidiana, yo me molesté mucho que no existiera una pastilla que me resolviera el problema y seguir en mi vida cómoda, sin embargo ahora veo el cambio super beneficioso me concentré en crear un modo de vida saludable para mí y ahora lo agradezco… fue lo que necesitaba en este momento, ahora después de mi sesión de QHHT se evaporaron los síntomas, tengo energía física como hace mucho que no la tenía entre otras cosas, y esta es mi respuesta ante “me lo inventé todo”: el raciocinio no comprende lo que el corazón sí, agradezco mucho esta terapia, entiendo que sea “difícil” para muchos de asumir, pero estoy segura por mi experiencia, que en algún momento el señor entenderá lo que le toca, por que así es el universo, por más que culpe y se victimice alguien, por más distintas herramientas, terapias o lo que sea que use, todo nos lleva a reconocer nuestra responsabilidad y nuestro gran poder de elección en nuestra vida… Gracias Clau por ayudarnos a recordarlo

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>