Corazón pleyadiano

Voy a intentar contarte esta sesión sin llorar… Pero no te prometo nada…
A veces la humanidad me desborda y las ganas de volver a casa también. Por eso los entiendo tanto cuando lloran en las sesiones por el recuerdo del hogar del alma, o por el deseo de volver.
No es cómodo este mundo y está lleno de experiencias que no podemos comprender…
Pero no vinimos a comprenderlas sino a experimentarlas. Si en el proceso de experimentarlas podemos entenderlas… mejor. Sino, ahí están de todas maneras y están para ayudarnos a trabajar lo que nos cuesta… la humanidad.

El temita de los turnos esta haciendo una ensalada terrible.
Y yo también.
No soy tan ordenada … pero bueno… Hace un tiempito me escribió una mujer de Comodoro Rivadavia, el sur argentino pidiendo un turno. No tengo turnos disponibles antes de los dos o tres meses y mucho menos de un día para el otro.
Pero mi compañero sí… así que juntamos turnos y repartimos como toca. Ya sabés… la suerte es loca.
Se que les gusta atenderse conmigo pero tanto mi compañera como mi compañero son igualmente valiosos facilitando los procesos. No se olviden que los miércoles hacemos tareas juntos…
Ok, esta vez fue para mi compañero el turno.

Coordinaron horarios y el turno asignado era hoy.
Ayer mi compañero tuvo un accidente de tránsito. Tibia y peroné rotos, manos rotas, oreja cocida…
Intenté como pude ir a verlo, pero fue muy complejo todo el acontecimiento. Así que tuve que cancelar el turno de hoy para poder ir a llevar energía y sesión de sanación de ser posible. No sabía con qué me iba a encontrar.
Pero la vida va organizando las cosas a su manera.
A la medianoche, antes de entrar a cirugía me llama para avisarme del turno de la señora que venía del sur para el turno… Le mandé mail para avisarle… pero ya no había podido mirar su computadora. Hoy a la mañana me estaba preguntando si sabía donde estaba mi compañero porque tocaba el timbre y nadie respondía.
Sí… internado… paralizado… quebrado y cocido… ahí está…
Así que tuve que atenderla yo.

Te dije, la suerte es loca, al que le toca le toca.
El accidente le tocó al vecino y la sesión le tocó conmigo.
Pero todo accidente tiene una razón de ser porque no existen los accidentes. También escribí. Mirá acá…
Aunque esa es otra historia.

En algún momento voy a tener que preguntar por qué todos los pleyadianos me tocán a mi…
Será porque me tocan los raros… ¿no?
Ahora… ¿que tienen de raro los pleyadianos? cualquier vikingo podría serlo sin saberlo…
Hay mucho para investigar todavía.

Sabés que me especializo en semillas estelares ¿no?
No se si decir me especializo o me especializaron… No importa, da igual.
Empezamos la charla y me hizo acordar mucho a la sesión ¡¡¡Soltá el bastón!!! Una mujer casi de mi edad con el mismo trabajo durante 24 años, con licencia por stress laboral hace 6 meses.
Escorpiana de ascedente Aries y Tikún en Leo… Demasiada energía toda junta.
Internada en un psiquiátrico de joven por intento de suicidio. Sin marido, sin hijos, hiperactiva, con 4 gatos.
La segunda de 4 hermanas, madre escorpio, padre virgo y la única de toda la familia con sangre 0 (-).
El intento de suicidio se debió a causa de una depresión como resultado del dolor y la angustia de no encajar y sentir que no pertenecía a nada.
Casada una vez con un hombre 10 años mas joven. Desapegada de conceptos, programas y familias.
Siempre relacionada con temas de medicina alternativa desde joven.
Típica semilla estelar.
Mucho antes de llegar a la segunda frase ya me di cuenta por sus formas.
Pero ahora había que averiguar un poco mas.
Hace dos años conoció un hombre y me hizo acordar al post El trabajo en UNIÓN o la UNION es el trabajo.
Así vamos por la vida…

Y así entramos en la sesión.
Por supuesto que me aproveché esta vez.
Me aproveché porque necesitaba entender por qué mi compañero tuvo ese accidente y por qué ella terminó de esta forma en la sesión conmigo.
Nunca nada es lo que parece… ya lo sabemos. Ahora necesitamos entender por qué… Y ahí fuimos.

Usé el script corto. Una persona que ya tiene su conexión. Le fue fácil entrar pero difícil conectar con su Ser Superior. Si embargo, cuando entró fue total y absolutamente detectable, no solo por la energía que se presentó sino también por el tono de voz y las formas en las respuestas.
Eran los Pleyadianos conciencia colectiva los que estuvieron entre nosotros hoy.
Primero conectó con la Virgen María que es con quien conecta para hacer sanaciones benedictinas. Luego vino San Benito a traerle respuestas a las preguntas que ella venía sosteniendo en su interior. También le dijo que está en esa ciudad porque es una ciudad con un gran karma y está ahí para limpiarla… ¡Bingo! ahí tenés una de las razones por las cuales tenía que venir conmigo: LIMPIEZA.

Es su primera vida en esta tierra y vino a ayudar, a traer la energía de amor pleyadiana. Viene de las Pleyades. Otra de las razones por las cuales tenía que venir conmigo. Mi compañero tiene esa energía muy presente en él. No necesita que alguien venga a traérsela. Indudablemente yo si. Mi severidad requiere un poco de amor incondicional pleyadiano. Y ahí estaban para hacermelo llegar. Justo en este día. Justo en estas circunstancias.
¡¡¡GRACIAS!!!

Vino porque tenemos una energía afín y necesitaba entender el sentido de su vida y reconocerse como semilla estelar. Por eso tenía que llegar a esta sesión.
ES hora de dejar ese trabajo en el que está y comenzar a ser su mejor versión. Momento de deshacerse de los bastones y de ayudar sanando los corazones con energía de amor pleyadiano.

Hicimos algunas preguntas personales.

Cuando los mensajes terminaron pedimos unión de hemisferios, limpiar el drama emocional (todo escorpio vive sumergido gran parte de su vida en un drama emocional de control patético. Sí, yo también lo viví), limpiar y soltar el escudo que fue armando a lo largo de su vida para proteger su vulnerabilidad y equilibrar los chacras. Todo le fue concedido.

Pedimos mensajes, si había…
Siempre hay.
Me los mandan para sanar mi corazón…

Gracias por toda la eternidad.
¡¡¡Gracias!!!

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Un comentario sobre “Corazón pleyadiano

  • el 10 octubre, 2014 a las 4:27 pm
    Permalink

    hola,,, sera que tuvo el accidente para que vos la atendieras?

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>