Chamana en proceso

No estamos acostumbrados a guiarnos por la energía o por los instintos o por lo que sentimos cuando vemos a una persona por primera vez.
Sin embargo, hay mucha información ahí.
La nena que vino a la sesión… ¡¡¡ME LA QUEDO!!!
Un hermoso ser humano que si así empieza los 20 años… ya puedo imaginar lo que será…

En estos últimos años y mas precisamente en el último la vida me enseñó y yo aprendí un nivel del amor completamente diferente.
Siempre supe que mi hija tenía que venir a este mundo mas por mí que por ella.
Definitivamente comenzó a enseñarme lo que es AMAR INCONDICIONALMENTE.
Pocas personas en este mundo tan diferentes a mí como mi hija.
Y aprendí que no tenemos que ser iguales ni siquiera parecidos para amarnos. El AMOR no requiere de ninguna condición.
Diversas otras experiencias se ensañaron en hacerme entender que la LIBERTAD es un elemento fundamental sobre el cual se sustenta el AMOR… no voy a agregar la palabra incondicional porque para mi punto de vista si no es incondicional no es AMOR.

La niña que vino a la sesión es lo mas parecido a mi que he visto en mi vida.
A sus 20 años le ha tocado vivir experiencias sumamente parecidas a las que me tocó vivir a mi hasta los 20 años.
Nació el mismo día que yo 30 años más tarde.
La mayoría de los planetas en su carta astral están posicionados en la casa de Cáncer donde está mi tikún.
Y la primera sensación cuando la conocía fue esa… me la quedo…
Como si los seres humanos fueran algo que podemos quedarnos y hacerlos nuestros: hijos, padres, esposos, amigos, etc etc etc.

Tengo que confesarte que hay otra niña en el mundo que me produce la misma sensación.
Una mexicana de Tijuana de escorpio de mas o menos la misma edad.

Estamos ligados a muchas almas a través de la eternidad. Encontrarlas “casualmente” es una de las cosas más mágicas que tiene esta experiencia humana.
Aceptarlas y soltarlas es el desafío mas grande.
Y eso es el AMOR que estamos comenzando a experimentar en esta realidad.
Aquí y ahora. LIBRES … para ser lo que deseemos ser.

En la entrevista la señorita (no le voy a decir nena) hablaba y hablaba y hablaba… como yo.
Y hablaba rápido…
Y luego me decía que no sabe como habló tanto porque en general es bastante reservada y callada en lugares nuevos… como yo.
Cada una de las cosas que escuchaba me movían cosas de mi vida.
Sobre todo la parte PRIVADA que compartimos de nuestra TENDENCIA ESCORPIO al control y la manipulación, en especial con los chicos. No, no voy a hablarte de esta parte porque es “cosa de escorpianas“.

De más está decirte que, como sucede en la mayoría de las sesiones, la noche anterior había tenido una charla con un amigo escorpiano en la cual no me quedó un control escorpiano en pie porque me los destruyó de un plumazo todos. Nada mejor que un escorpiano para conocer los secretos de otro escorpiano.
Y para destruirlos y pisotearlos en tu propia cara despiadadamente.
Sin embargo, es increíble la misericordia que un escorpiano tiene SOLO con otro escorpiano. Porque nos entendemos de alma a alma. Y eso es lo más difícil de conseguir en este mundo.
La profundidad de entendimiento del alma a la cual se llega con esta configuración astrológica, en especial cuando hay muchos planetas en escorpio, no es algo que se pueda ver fácilmente en otras configuraciones.

Por eso, mientras la señorita hablaba y hablaba y hablaba… yo me concentraba en entender su energía.
Y ahí estaba claramente expresada.
En esta sesión me tocó una tarea adicional.
Su novio había venido la semana pasada y para mí era necesario entender el por qué estaban juntos desde tan temprana edad, sumado a que su novio había hecho especial hincapié en la forma en la cual se conocieron, se juntaron y esa unión cambió su vida.
Ya lo dije en ese post.
Lo se desde que nací: La unión hace la fuerza
Pero no cualquier unión.
No hay unión hasta que no se encuentran dos almas de la misma especie.

Desde que la señorita llegó mi garganta empezó a molestarme. En la charla de la noche anterior me había quedado con algunos temas atragantados. Tengo luna en libra asi que muchas veces me cayo las cosas que me angustian hasta que pueda sacarlas sin provocar una explosión volcánica. No siempre… a veces provoco tsunamis.

Me contó de las experiencias que había tenido con el Ayahuasca.
La última, particularmente, experimentó la muerte. Pero no pudo vomitar. Vomitó una chamana por ella.
El dolor se le quedó atragantado. Ups…

Entramos en la sesión y la experiencia fue a la vida de un niño… viviendo una infancia de mucha soledad… y que moría pronto… pero no pudo atravesar la experiencia de la muerte. Se le quedó atragantada también.
Como se le quedó atragantado el control.
Ese escorpio…

Finalmente logramos acceder a su Ser Superior.
La voz era bajita y pausada, de pocas palabras. Nada que ver con su verborragia usual.
Confirmó que es una chamana en proceso y que su novio ha sido puesto en su vida para protegerla. Es un guerrero energético comunicador.
La unión hace la fuerza.

Sanadora empática.
Y lo sabe desde tan chiquita porque la responsabilidad es muy grande y la preparación requerida también lo es.
Cuando pregunté si es la primera vida, me dijeron que todavía no es el momento para enfrentar ese conocimiento.

Un lujo de complemento.

Tengo que mencionar una información adicional.
A esta altura de la vida no nos vamos a asustar de temas sexuales.
La sexualidad es la expresión de la acción de la persona más representativa que existe en esta dimensión terrestre.
Como nos comportamos sexualmente muestra cómo somos en nuestra acción más primitiva y refleja dónde está nuestro ego.
La idea es comenzar a vernos en esa acción para entendernos en nuestra reacción al control y al poder… dominios del ego en todo su esplendor.
Dejar entrar a tu Ser Superior en una regresión es algo así como entregarte al orgasmo.
Si controlas esta situación controlás también tu conexión con el mundo superior.
O… ¿qué crees que es un orgasmo?
Lo se… no todos los controles de esos momentos son iguales ni todos los orgasmos son iguales. Solo porque no entendemos de qué se trata y no nos permitimos entrar en esa realidad.

Cuando te dejas fluir, esa realidad superior es lo único que te penetra en toda su dimensión.
Son instantes de conexión plena pero que bajan luz para el resto de tu existencia.
Sólo si le das el permiso.
Lo mismo pasa con tu conexión con el Ser Superior.

Y bue… escorpio…

El control es uno de los bloqueos mas fuertes que ponemos entre el Ser Superior y esta realidad.
Animate a dejarte fluir… y todo lo demás te será dado por añadidura.

Gracias a esta pareja de par que se está animando a experimentar en esta realidad.
Nos prometimos una sesión en conjunto… vamos a ver que podemos encontrar…

Un comentario sobre “Chamana en proceso

  • el 31 julio, 2014 a las 5:05 pm
    Permalink

    Me emocionó muchísimo este artículo… No se porqué, pero me removió muchas cosas dentro. Un abrazo, te voy siguiendo Claudia, gracias por compartir tanta sabiduría.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat