Certificación facilitadores Conexión Cuántica Buenos Aires

Este fin de semana ha sido el taller de nuevos facilitadores de la Conexión Cuántica.
Contarte lo que sucede en estas experiencias me gusta mucho aún sabiendo que ninguna de las palabras o historias que te comparta van a poder expresar ni siquiera parcialmente lo que hemos vivido.
Cada taller es único. Como lo son los participantes.
En esta certificación participaron mujeres que nunca habían hecho conexión cuántica. Todo era nuevo para ellas.
De diferentes lugares: Buenos Aires, La Plata, Sierra de la Ventana, Neuquén.
Y con diferentes trabajos en la vida cotidiana de la matrix. Bióloga en laboratorio, destilería de petroleo, el estado, un centro de charlas, arte.
Siempre digo que los grupos no se arman por casualidad. Están diseñados por el SOMOS para producir un efecto energético que no nos alcanza la mente para comprender… Aunque a veces nos dejan vislumbrar…
Estoy convencida que la esencia que somos es un faro una antena posicionado en determinado lugar del mundo físico para producir determinado efecto. Y este taller fue la comprobación de lo que es capaz de hacer la energía.

El taller se hizo el fin de semana de las elecciones primarias en Argentina. El país estaba votando. Afuera todo era movimiento físico. Adentro, donde nosotros estábamos, todo era integración, frecuencia, vibración y resonancia.
Entre las participantes había una que nació en EL CHOCÓN. Justo donde está una de las represas hidroélectricas que alimenta de electricidad a la Argentina.
Otra trabaja en el lugar donde se recuentan los votos en las elecciones.
¿Podés creerlo?
Ese día no fue al trabajo, vino a la certificación.

Parece ser que todo estaba calculado. Y Ahí estábamos nosotras… vibrando.

En la certificación lo que hacemos es practicar lo que cada una estudia en su casa unos días antes de la reunión: el patrón, el potencial, la exploración cuántica.
La práctica la realizan conmigo como conejillo de indias… y entre ellas.
Todas tienen que probar sumergirme en un mundo cuántico, acompañándome a donde vaya, como luego harán con las personas que vayan a la sesión.
Una a una lo fueron realizando con éxito… a pesar del miedito que provoca el desafío… La consigna es siempre la misma… muevan su yo y permitansé SER UNO con el OTRO, de corazón a corazón. Eso es lo mas poderoso que una persona puede ser y hacer: compartir-se, entregar-se. Sin diluirse ni jerarquizarse. Siendo…

Lo que comprobamos fue que cada sesión que me acompañaban iba revelando la energía que estaba presente en la persona que facilitaba la conexión y en el grupo completo. Estamos desgrabando los audios, luego te los comparto para que lo veas.

La idea GLOBAL que se transmitió es que ya estamos listos para movernos al siguiente nivel. No importa lo que esté interrumpiendo nuestro desarrollo. Podemos re-integrarnos y brillar desde lo que SOMOS.

Una vez terminada esa parte, practicamos la entrada en el mundo cuántico de cada una de las participantes. No habían tenido su conexión individual. La tuvieron ahí gracias al compartir de las compañeras.
A esta altura ya sabes que en la sesión individual se accede a mucha información de uno mismo. Pero en la sesión grupal juntamos una energía super abundante que nos transforma de muchas maneras y en muchos niveles.
No tengo palabras para explicarlo.
Solo mi corazón que ha sido testigo una vez mas de una experiencia maravillosa.
Por eso no me gusta hacer las sesiones por skype.
Los abrazos no se pueden skypear.

Hoy cada una está en su historia, juntando las 21 personas para las sesiones de práctica como lo hice aquella vez hace tiempo yo misma… la dentista, la maestra de mi hija, mis amigas, todos ellos… que se atrevieron a experimentar-se.

Pero somos un equipo unido por la vibración. Una vibración que no se puede explicar mas que con el corazón.

Mientras la energía se hacía mas poderosa, la elección se iba terminando. Y el recuento comenzaba justo cuando la persona terminaba su conexión, integrando el cielo que todavía no había encarnado en esta realidad. Así de poderoso es lo que sucede.

Mas allá de toda ideología política… cambiemos (el partido político) fue la revelación porque no se esperaban esos votos.
Y eso estamos haciendo… vamos cambiando viejos paradigmas por nuevas formas de integrar nuestro cielo con nuestra tierra.
La reflexión que me vino a final del día fue que no alcanza con cambiar. Hay que transformar. Y transformar quiere decir dar el salto cuántico que estamos listos para conseguir manifestar nuestra mejor versión.

El simbolismo de todo lo sucedido todavía vibra en mi corazón…
Gracias por animarse a cambiar…

Próximas certificaciones:
Septiembre. Barcelona. España
Octubre. México. Queretaro.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>