Ayahuasca sin ayahuasca

La vida no es una cuestión de números ni de formas ni de etiquetas. Pero parece que ahí es donde pasa la experiencia.
Hice Ayahuasca 6 veces.
Cada una de esas veces terminé ahí porque la vida me puso y yo acepté.
Pero la ultima vez que lo hice fue muy muy muy fuerte. Y tuve que pedir ayuda al Tayta en dos oportunidades.
Siempre digo que la ceremonia y el tayta son lo mas importante cuando te vas a meter en esa experiencia. Y fue el tayta el que me sacó esa última vez. GRACIAS TAYTA.

Esta vez la vida me encontró con la ceremonia en Amatlán.
Di muchas vueltas… que voy, que no voy, que si voy, que no quiero, etc.
Tenía muchas ganas de participar ayudando a los que sí la hacían. Pero cualquier cosa que hagas adentro de la ceremonia requiere que tomes medicina también.
Esta vez definitivamente no era mi momento por razones que no vienen al caso.
A último momento lo descubrí. Y decidí no asistir.
Como la vida te pone en esos lugares, también te avisa de las situaciones.
No siempre… pero cuando te avisa… te avisa…
Así que no lo hice.

Fue una ceremonia armoniosa.

Tal vez por eso me la perdí…

No importa, al dia siguiente nos unimos todos en el desayuno… y como siempre digo, la unión hace la fuerza.
Un grupo encantador.
Terminado todo nos fuimos con el tayta y su compañera a DF.
Y luego con mi compañero nos vinimos a Panamá.
Panamá es muy fuerte.
El primer día recorrimos el Canal. Y estuvimos experimentando la energía.

Esa noche, me desperté a eso de las 2.30 de la mañana con el Tayta haciendo ceremonia en un sueño y cantando los ícaros.
No exagero… pero fui 15 veces al baño. Como si hubiera estado en la ceremonia de ayahuasca, pero en sueños.
Y esa ceremonia, no fue como la de Amatlán… Fue poderosaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa….
De esas en las que participo yo.
En la casa en al que estoy, todos dormían, como duermen ahora mientas estoy escribiendo esto.
Y como sucede en la ceremonia, cada uno está en su pedo… dirían en México.

Nada es nunca lo que parece.
Estas donde tenes que estar y haces lo que tenes que hacer… tanto en la vida como en los sueños.
Gracias Tayta, otra vez.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

5 comentarios sobre “Ayahuasca sin ayahuasca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>