Amor humano

Somos seres instintivos. Educados con el concepto “superviviencia” de la especie.
Hay hasta investigadores que han escrito libros reforzando la teoría del egoísmo que llevamos programado en los genes (El gen egoísta. Richard Dawkins)
Apoyamos nuestra conducta sobre nuestro cerebro reptil.
Y así vamos por la vida.

Sin embargo, hay un momento en el cual, tarde o temprano, recordamos quienes somos y que estamos haciendo acá. Y ese sea tal vez el momento mas revelador de la historia de nuestra vida. Pero también el mas complejo.
Una de las razones por las cuales todos estamos acá es para recordar el AMOR INCONDICIONAL.
Tengo un recuerdo muy vívido de ese concepto.
Inaplicable en este mundo humano.
Pero, a veces, me encuentro con alguien que puede vislumbrar esa energía.
Es el caso de esta mujer mágica.

Descendiente de gitanos. Su padre no podía amar. Le enseño que el amor es la medida del dinero que se puede aportar a la situación. Si hay dinero sos amable (de ser amado), si no lo hay, no hay amor. Trabajaba y trabajaba y trabajaba para traer dinero. Eso era amor para su padre.
Una madre esquizofrénica, bipolar. Amor, odio, egoísmo, posesión, abandono.
Una hermano que se fue de la casa y otro que falleció de una enfermedad.
Viniendo de ese panorama no es raro encontrar un marido violento, como para poder escapar de la historia familiar.
Pero, no hay lugar donde escapar de una misma.

Una mujer sumamente suave.
Sencilla, amorosa, dulce, un encanto de ser.
Clara en su exposición, tierna, práctica y certera. No le hace falta levantar la voz para decir lo que hay que decir. Lo dice asi como es ella… pero nadie la escucha, o no lo entienden, o se aprovechan de ella. O se burlan, o no la toman en serio, o creen que es tonta. O la pasan por encima. O le pierden el respeto.

Imaginate este ser luminoso en ese ambiente.
¿Cómo podemos ser la esencia que somos en un mundo humano?
Un mundo donde hay que sobrevivir o perecer. Donde la supervivencia del mas apto reemplaza la pureza de corazón.
Yo tampoco puedo vivir en ese mundo.
Pero con el tiempo aprendí a formarme de corazas y a esconder mi corazón.
No todos lo logran.
Y sufren.
A mi… la coraza me protege del ambiente, pero no me evita el dolor del corazón.
Hay otros que ni siquiera pueden armar la coraza. Y la verdad es que no se como han logrado seguir en pié.
Cinco hijos, maestra, abuela. Toda su vida pensó que tenía que soportar a ese esposo porque se había casado para siempre.
Pero su sexto hijo llegó sin embrión y lo fue perdiendo, como fue perdiendo la esperanza de ayudar a un marido violento. El bebé sin corazón le mostró que no se puede poner corazón donde no hay. Y que si no hay, hay que seguir de largo. Y así siguió.
El violento se resistió un poco, pero luego abandonó la partida y a los hijos también.

Con el tiempo encontró otro hombre.
No era violento, era cómodo. Para verse era ella la que tenía que llamar, la que tenía que ir, la que tenía que hacer todo para lograr un encuentro. Eso tampoco es amor.
Donde no hay corazón, hay que seguir de largo.

Y se encontró otro, en otro lugar del mundo, casado.
Esta vez no podía ir tan lejos. El le ayudaba con sus pensamiento y ella a sostener la energía del matrimonio de él.
Eso tampoco es amor.

¿Por qué tengo que estar defendiéndome?
¿Por qué tengo que estar cuidándome?
¿Por qué tengo que buscar amor?
Estas son las preguntas de alguien que ES AMOR. Y ser amor es eso… SER… y cuando una es… es… y no tiene que estar defendiéndose, cuidándose, o viendo por dónde va a venir el golpe. El amor, es AMOR y tiene que ser suficiente.
Pero en este mundo humano nunca lo es porque los humanos confunden todo.
Confunden sexo con amor. Matrimonio con amor, compromiso con amor, moral con amor, negocios con amor, poder con amor, religión con amor, dogma con amor. Y vaya uno a saber cuantas cosas mas.
El amor no es negociable.
Y no es algo que se pueda buscar.
Es como estar embarazada. Estas o no estás. No hay punto medio.
Con el amor es igual. Sos amor o no lo sos. No podes estar en el medio porque eso no es amor. ES cualquier otra cosa que se confunde en este mundo con amor.
Y cuando digo amor SOLO Y SOLAMENTE me refiero al AMOR INCONDICIONAL porque lo otro no es amor.

La mujer es maestra.
Y la escuchaba decir lo mismo que me escucho decirle permanentemente a mi hija. No soy un sargento…
Pero no lo entienden.
Necesitan mano dura para entender quien esta en control.
Y eso es solo un juego de egos.
Esa es la forma en la cual este mundo se mueve.

Leía hace unos dias la frase en facebook

no confundas

Y es así tal cual.
En este mundo todo esta confundido. Porque nada es lo que parece.
Pero hasta que no logremos entender y practicar el AMOR INCONDICIONAL, todo será una confusión.
Es esa confusión la que nos hace querer volver a casa.

Esta mujer vino a DES-CUBRIR el concepto AMOR.
Vino a traerlo como energía conciente también.
Son sus 5 hijos los que le están enseñando de qué se trata el AMOR.

Viste que la palabra enseñando y ensañando solo tienen una vocal de diferencia… Será que tenemos que poner mucha fuerza para enseñar y para aprender.
Vamos mas arriba ¿si?

En la sesión le mostraron el tunel por el cual llegó al planeta y le dieron la opción de volver a conectarse con la energía superior sin necesidad de tener que atravesar el tunel otra vez.
Puede ir y venir a la otra dimensión sin necesidad de morir.
Esto es el recuerdo de la energía de amor incondicional que trajo para manifestar en esta realidad.
Ahora solo queda manifestarla.
Pero para eso hay que DES-CUBRIR los velos que cubren su corazón.
Esos velos solo son mecanismos de una armadura que nos ponemos para poder tener esta experiencia humana sin ser lastimados.
Aunque, en rigor de verdad, salimos lastimados de todas maneras.
Y salimos lastimados porque esa armadura pesa.
Es tiempo de dejar los velos y SER AMOR.

DES-CUBRIR
ES DESCUBRIRSE Y SER.
SER NUESTRA MEJOR VERSIÓN.
SER LO QUE HEMOS VENIDO A SER Y A HACER.
AÚN CUANDO NADIE PUEDA COMPRENDERLO.
GRACIAS POR ANIMARSE A VENIR.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>