A mi me tocan los locos…

Ha llegado el momento de ir mas arriba.
Ya sabemos de las semillas estelares. Sabemos que están para acompañar el proceso aquí y ahora. Que vienen por primera vez al Planeta Tierra. Que una vez que aceptaron ser humanos quedaron sujetos al proceso de la “humanidad”:

olvidarse quienes son y que han venido a hacer y ser…
crear un ego como contrincante del proceso.

Muchas semillas estelares se perdieron en el proceso de convertirse en humano.
Algunas han logrado re-encontrarse con su Ser y su origen. Muchas de ellas ya se encuentran encaminadas hacia su razón de Ser y Hacer en este planeta.
Otras no quieren recordar. La zona de confort las ha invadido hasta la médula…
Pero hay algunas que por mas que lo intenten no pueden… han sido encarceladas en medicación.

Ya venimos hablando hace tiempo de las características particulares de las semillas.
De la necesidad de adaptarse… Aunque adaptarse nunca es asociarse.
Del pasar desapercibidas para que no se note.
Del intentar, sin éxito, encajar en un sistema desconocido y perverso.
Algunas lo lograron.
Otras fueron descubiertas, adoctrinadas y medicadas para que calcen en “lo esperado” por el resto.

Esa medicación encarceló sus dones.
Pero poner llave a las habilidades no las destruye. Solo las esconde.
Llegan a la sesión y siento al alma pidiendo auxilio.
Solo vienen para rescatarse porque no hay otra forma de salir de ahí.
La medicación las anula… cercena la posibilidad de salir por ellas mismas.
Y necesitan otro que abra la puerta.

Ese otro no es un médico, no es una medicación, no es el sistema, no es algo o alguien convencional.
Es otra semilla limpiadora que puede apoyarlas en el proceso de escapar de la prisión.
La finalidad no es escapar. La finalidad es SER QUIENES HAN VENIDO A SER… y por eso llegan a la sesión.

No puedo tratar a estas personas de la misma manera que trato al resto.
La medicación química (o el consumo de drogas químicas), arma una cárcel energética que encapsula al alma y no la deja expresarse en libertad.
¿Una posesión?
¡Sí!
Actúa como una posesión.
Y requiere de un exorcismo.
Si… exorcismo… así como lo escuchas.
Un exorcismo del químico que lo poseyó.
El químico es una entidad artificial que se apodera de la voluntad del alma.
El Ser no puede extraerlo desde adentro por eso no se puede recurrir al método convencional.
Es como una posesión de una energía externa al Ser. Solo que en este caso esa energía no es real sino virtual… química, artificial… pero tan poderosa como lo es la real.

No fue fácil para mi entender el proceso. Es más, ni siquiera lo estaba buscando. Apareció, así como aparece todo… con el hilo conductor que me vienen llevando a seguir. Ellos… Sí, Ellos.
Está bien… algo de loco tiene que haber en mi también para poder hablar con los locos y con ELLOS… en el mismo idioma. Algo de esquizofrénica diría un psiquiatra. No te olvides que ya intentaron medicarme con rivotril. Sin éxito.

Dolores siempre dijo que no atendemos a los medicados psiquiátricos.
Nunca los atendí.
Hasta que llegó el medicado para epilepsia que nunca había tenido un ataque epiléptico en su vida.
Pero lo atendí con el sistema de sustitución.

La señora de La Pampa y las energías depositadas en su hija con convulsiones.

Luego llegó la madre del niño adicto.
Ahí entendí que podía usar el sistema de sustitución para rescatarlo. Sí, lo se… rescate es una palabra muy fuerte para usarla así livianamente. No le tengo miedo a las palabras. Ni a las acciones. Enfrenté cosas mucho mas complejas que un par de humanos dogmáticos educados en el sistema convencional de la 3D.
Hace falta una limpiadora para poder limpiar. Y hace falta un conductor para poder conducir el proceso con la fuerza necesaria para hacer lo que hay que hacer cuando hay que hacerlo.
Esto no quiere decir que no hay otras formas de hacerlo. Las hay y muy buenas.
Es solo que parece que ahora, esta es la forma que tenemos que usar.

Ese mismo día la madre de la niña con Asperger soñó que yo trataba a su hija.

Hoy vino una persona medicada por bipolaridad.

¡Bingo!

Ya lo entendí.

La suerte es loca, al que le toca, le toca.
Ya encaminamos el trabajo de las semillas estelares seudo-concientes para que recuerden quienes son y que estan haciendo acá.
Ahora nos tocan las semillas estelares inconcientes o encarceladas. Esas que no tuvieron tanta suerte con el proceso de adaptación a la humanidad y en el camino fueron atrapadas por energías reales o artificiales.
Esas que necesitan apoyo externo para poder salir de la prisión.
Esas… son las que ahora empiezan a llegar.

Adictos.
Bipolares.
Asperger.
Autistas.
Medicados por diversas “dolencias mentales”.
Depresivos.
Etc Etc Etc.

Muchos de ellos “fueron empujados” a esa situación para olvidar que “son diferentes”. La droga muchas veces es un recurso de la 3D que ahuyenta la realidad… O por lo menos lo intenta. Sin resultado efectivo.
El alcohol, las drogas químicas, los medicamentos, la enfermedad.

La sociedad les dice “los locos”.
Pero no todos ellos están locos. Es hora de empezar a entender la locura y la cordura desde otro punto de vista.
Hay muchas semillas estelares que quedaron “etiquetadas” de locas, entre otras cosas.
¿Cómo nos damos cuenta cual es cual?
Nos damos cuenta… Todo nuestro Ser los reconoce.

Por ahora estoy en el proceso de entender lo que está sucediendo.
Entender y seguir el hilo conductor me ayudar a participar del proceso desde el lugar de apoyo y no desde el lugar de juicio y exclusión.

Hay muchos genios encerrados en la prisión de la medicación y la droga.
La humanidad no ha podido todavía enfocarse en la solución. Solo medican el problema tratando efectos sin poder determinar las causas.
Finalmente lo etiquetan como “síndrome de XX”, lo medican y lo separan de la sociedad para que no moleste.
Y creen que de esa forma deja de existir.

¡No! No deja de existir.
Solo está en una carcel.
Es hora de abrir las puertas de la prisión de las almas de todas las semillas estelares desparramadas por el planeta.
Vamos por ello…

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

4 comentarios sobre “A mi me tocan los locos…

  • el 21 noviembre, 2014 a las 8:25 pm
    Permalink

    Muy interesantes y reveladoras tus sesiones y de como las puedes ayudar a salir y reencontrarse con su verdadero Ser.
    En mi caso creo que desde muy pequeña me sentí muy diferente y este mundo no me gustaba ni yo me ajustaba a este, me acuerdo que en mi niñez hasta los 7 años, me daban unos ataques por las noches, a veces hasta 3 veces, el médico decía que era por parasitos y por el clima muy caliente en donde estaba viviendo, realmente estos episodios me dejan en suspenso, pues no se el exacto significado y porque sucedía esto, claro que después ya desaparecieron y con el cambio de residencia. Chaooo , esa es la inquietud que tengo

    Respuesta
  • el 29 junio, 2015 a las 5:51 pm
    Permalink

    En que pais estas? me interesaria mucho que trataras a mi madre

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>